15 de Noviembre de 2018

Mundo

Civilización deprime a 'salvajes' de jungla vietnamita

Padre e hijo rescatados de la selva no asimilan el proceso de adaptación a la sociedad.

El hombre de 41 años considera extrañas las costumbres de la gente civilizada.(Agencias)
El hombre de 41 años considera extrañas las costumbres de la gente civilizada.(Agencias)
Compartir en Facebook Civilización deprime a 'salvajes' de jungla vietnamitaCompartir en Twiiter Civilización deprime a 'salvajes' de jungla vietnamita

Agencias
BANGKOK,Tailandia.- Ho Van Loan, hombre de 41 años que vivió en la jungla durante 40 al lado de su padre, se muestra claramente extraño y nostálgico luego de su integración a la vida civilizada.

El hombre que fue hallado junto a su anciano padre en la selva vietnamita, pero es incapaz de comunicarse, mantiene la mirada perdida en el vacío; solamente se reconforta cuando prende su cigarro.

Como reporta la agencia Ansa Latina, su padre Ho Van Thanh, con quien también fue hallado en la selva, está deprimido y atado en la cama del hospital de la provincia de Quang Ngay, pues los médicos temen que se escape.

Los parientes de la pareja acogieron con mucho afecto a los rescatados; procuraron hacerles más fácil la convivencia con la sociedad y explicaron que el nombre real es Loan, no Lang, como informó la prensa en un principio.

Los familiares informaron que las condiciones de salud del padre son buenas, tanto a nivel físico como psicológico. Pero esto no se puede decir del hijo que vivió toda su vida en la selva; éste se aterrorizó cuando vio a su progenitor conectado con suero en una mano.

El hombre de 40 años camina lentamente, con la espalda encorvada. Rechaza todo tipo de alimento que le es ofrecido. Solo acepta leche y dulces. Mastica hojas de betel que cultivaba junto a su padre en el refugio donde vivía.

Ho Van Loan no conoce el idioma vietnamita, apenas balbucea unas palabras de la lengua de la minoría étnica Kor a la que pertenece. En su vida salvaje vivía en un refugio hecho de leñas y bambú arriba de un árbol.

Thanh era un soldado con problemas mentales que cayó presa del pánico cuando un bombardeo destruyó su casa

Los socorristas se asombraron al ver que padre e hijo fueron muy ingeniosos, crearon varios utensilios parecidos a los que usan las personas civilizadas.

Los rescatistas dieron con ellos después de recorrer cuatro horas para adentrarse en la selva, a partir de datos de algunos residentes y de sus familiares.

La pareja construyó un arsenal de cuchillos, hachas y trampas para atrapar los animales que luego comían. Se alimentaban de frutos, vegetación local, mandioca, arroz y cultivaban la caña de azúcar.

Vestían prendas fabricadas a partir de la corteza de los árboles. Conservaban dientes y órganos de animales que les servían como medicinas o juegos.

Los medios locales los llamaban "los dos Tarzán", como recuerda Ho Van Tri, el cuarto hijo de Thanh, quien sabía de la existencia de su padre y de su hermano desde hace veinte años.

Van Tri a veces veía a dos hombres "extraños" merodeando por la selva, pero cuando iba en su rescate la pareja se escondía, explica.

Thanh huyó a la selva en 1973 con su pequeño hijo Loan. Era un soldado con problemas mentales que cayó presa del pánico cuando un bombardeo destruyó su casa y provocó la muerte de su madre y de sus dos hijos mayores.

La prensa informó al principio que murió su esposa, ahora se sabe que durante la Guerra de Vietnam la que pereció fue su madre e hijos mayores, ignorando la presencia del cuarto que ordenó su rescate.

De acuerdo a un funcionario del Partido comunista local, las autoridades habían permitido que los Ho volvieran a la selva, porque la vida en sociedad les parecía muy rara.

Actualmente hay un plan para construirles una casa con bastante terreno cultivable para favorecer que se reintegren a la sociedad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios