23 de Enero de 2018

Mundo

Coche-bomba mata a 45 personas

La ciudad de Karachi es víctima de la peor oleada de violencia en lo que va de siglo.

Imagen después de un violento atentado terrorista. (Agencias)
Imagen después de un violento atentado terrorista. (Agencias)
Compartir en Facebook Coche-bomba mata a 45 personasCompartir en Twiiter Coche-bomba mata a 45 personas

Agencias
KARACHI, Pakistán.- Los miembros de la comunidad chiíta removían el lunes los escombros que dejó un ataque masivo con coche bomba en Karachi, en el sur de Pakistán, donde el número de muertos por la explosión de la víspera llegó a 45, informó un médico.

La explosión del domingo por la noche, que se enfocó contra miembros de esa secta minoritaria mientras salían de una mezquita en esta ciudad portuaria, subraya la creciente amenaza que enfrentan los chiíes a medida que grupos extremistas suníes los atacan de manera cada vez más audaz.

Por lo menos 146 personas resultaron heridas en la explosión y 32 de ellas permanecían en estado grave, dijo el cirujano paquistaní Jalil Qadir.

Nadie se ha atribuido la responsabilidad del ataque, pero hay grupos milicianos suníes que no consideran a los chiíes como musulmanes verdaderos han realizado este tipo de ataques anteriormente.

Este fue el tercer ataque que causa decenas de víctimas chiíes desde que inició el año. Los dos primeros mataron a casi 200 personas en la ciudad suroccidental de Quetta, que es hogar de muchos hazaras. Los hazaras son un grupo étnico, en su mayoría compuesto por musulmanes chiíes, que inmigró desde Afganistán hace más de un siglo.

Esos dos ataques fueron reivindicados por Lashkar-e-Jhangvi, un grupo de milicianos suníes conocido por su intolerancia virulenta hacia los musulmanes chiíes.

Los servicios de espionaje de Pakistán apoyaron a grupos extremistas suníes como Lashkar-e-Jhangvi en las décadas de 1980 y 1990 para contrarrestar una percibida amenaza de la vecina Irán, que está integrada en su mayoría por chiíes. Pakistán declaró ilegal a Lashkar-e-Jhangvi en 2001, pero el grupo sigue atacando a los chiíes.

Karachi detuvo la mayoría de sus actividades el lunes tras decretarse un día de duelo en honor de los muertos en el atentado. Los mercados, las gasolineras y el transporte público dejó de operar mientras policías patrullaban las calles.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios