17 de Diciembre de 2017

Mundo

Protestas contra Uber paralizan a Buenos Aires

Taxistas bloquearon 25 puntos estratégicos de la ciudad en demanda por la instauración de la app de transporte en la ciudad.

Sindicatos de taxistas argentinos protestan hoy, viernes 15 de abril de 2016, contra la llegada de la aplicación de servicios de transporte Uber, realizando cortes en puntos neurálgicos de Buenos Aires, Argentina. (EFE)
Sindicatos de taxistas argentinos protestan hoy, viernes 15 de abril de 2016, contra la llegada de la aplicación de servicios de transporte Uber, realizando cortes en puntos neurálgicos de Buenos Aires, Argentina. (EFE)
Compartir en Facebook Protestas contra Uber paralizan a Buenos AiresCompartir en Twiiter Protestas contra Uber paralizan a Buenos Aires

EFE
BUENOS AIRES, Argentina.- Centenares de taxistas cortaron hoy veinticinco puntos estratégicos de la ciudad de Buenos Aires en protesta por la instauración de la aplicación móvil de servicios de transporte Uber en la capital argentina, lo que provocó retenciones y colapso en diversas zonas del centro urbano.

Repartiendo panfletos informativos a los viandantes o con banderas y cánticos contraUber, los manifestantes pidieron "igualdad de condiciones" para una aplicación que llega de fuera "a competir deslealmente y sacarnos el trabajo" para, además, "no dejar nada en el país, pues se lo lleva todo (el beneficio) fuera", dijeron.

Agop Tequián, uno de los taxistas movilizados contra Uber, explicó a Efe que no se oponen a la tecnología ni a esta nueva plataforma, pues su reclamo es "que se adecúen a las reglas" que fija la legislación argentina.

"Entendemos que hay mucha gente con necesidad de trabajo pero se les va a pagar 4.50 pesos (0.3 dólares, el kilómetro), que es nada, prácticamente estarían trabajando gratis" y en condiciones de seguridad "ínfimas" para el ciudadano, aclaró Tequián, quien ve imprescindible que el Estado sea "un partícipe importante" para que la integración de Uber en el país austral "no funcione".

Autobuses, transportistas y particulares que lograban colarse por momentos entre el paro apoyaban el reclamo con sus bocinas y portando pegatinas con la consigna "Fuera Uber!".

"No hay arreglo, se tiene que ir. Con las familias de taxistas no se puede jugar", aseguró a Efe otro de los taxistas que apoyaron la marcha, Marcos Soto.

Para él, "el taxi es como hablar del Obelisco", una especie de emblema de la ciudad, y con la llegada de la compañía norteamericana considera que "todos" están siendo perjudicados.

Soto opinó que "el Gobierno está del otro lado", del de Uber, pero que, pese a eso, seguirán "luchando hasta lo último" pues no van a permitir "que vengan" a sacarles "el trabajo".

Frente a los protagonistas de la movilización se encuentran también los profesionales del sector que no han participado en el paro, como Carlos Castro, quien sostiene que "hay que salir a trabajar para pagar las facturas".

Su no asistencia a la protesta contra Uber no se debe a que no comparta el descontento de sus compañeros: él también pide que se pueda trabajar en igualdad de condiciones, pero considera que "así, no se va a lograr nada".

Para Castro sería necesario hacer un "paro general", una jornada entera sin taxis en toda la ciudad, para que realmente se hiciera notar y la gente tomara consciencia.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires mantiene su postura de "hacer cumplir la ley vigente" y apoya al gremio de taxistas, tal y como sostuvo el vice jefe de gobierno, Diego Santillí, en declaraciones a FM Delta.

"Hubo reunión entre Uber y el Secretario de Transporte de la Ciudad, pero no hubo ningún acuerdo para que funcionen en el marco de la ley", explicó también Santillí, quien tiene "la sensación de que la ley son ellos, Uber".

La aplicación móvil, con presencia en más de 400 ciudades y 70 países, permite hacer viajes con un conductor particular y pagar con tarjeta de crédito el trayecto con unas tarifas que, generalmente, son más bajas a las que ofrecen los servicios convencionales.

La plataforma llegó a Buenos Aires el pasado martes y desde entonces han sido asiduos los paros y protestas de los taxistas.

Por su parte, los responsables de Uber sostienen que, en su rol de "intermediario tecnológico" entre usuarios y chóferes, cumplen con el Código Civil y Comercial argentino.

Hasta el momento, el servicio que presta la aplicación continúa operando con normalidad pese a la prohibición emitida por parte de la Justicia argentina, que sostiene que están brindando un servicio de transporte "ilegal".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios