11 de Diciembre de 2017

Mundo

Capturan a líder de banda descuartizadora

'El Tío' es el presunto autor intelectual de la tortura y muerte de dos obreros en 2014, caso que conmocionó a Colombia.

Carlos Hernán Quintero Caicedo, alias "El Tío", acusado de desaparición forzada, tortura, homicidio y asociación delictiva. La imagen es estrictamente referencial. (Archivo/EFE)
Carlos Hernán Quintero Caicedo, alias "El Tío", acusado de desaparición forzada, tortura, homicidio y asociación delictiva. La imagen es estrictamente referencial. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Capturan a líder de banda descuartizadoraCompartir en Twiiter Capturan a líder de banda descuartizadora

Agencias
BOGOTA, Colombia.- Las autoridades reportaron el viernes la captura del jefe de una banda narcoparamilitar del principal puerto colombiano a la que se acusa de descuartizar a sus víctimas.

Se trata de Carlos Hernán Quintero Caicedo, alias "el Tío", quien según un comunicado de prensa de la Fiscalía es el presunto cabecilla de la organización delictiva conocida como "la Empresa" y que delinque en Buenaventura, en el departamento de Valle del Cauca y a unos 340 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Alias "el Tío" es el supuesto autor intelectual "de la desaparición, tortura y homicidio de Jhonatan Suárez y Leonardo Fabio Casierra, obreros de la construcción, ocurrido el 21 de diciembre de 2014", según el comunicado.

Los cuerpos desmembrados de ambos hombres fueron encontrados el 12 de enero pasado, causando conmoción en el país.

Quintero deberá responder ante un juez de la República por los delitos de desaparición forzada, tortura, homicidio y concierto para delinquir (o el acuerdo entre dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes).

'Casas de pique'

Recientemente la Defensoría del Pueblo dijo a The Associated Press que entre diciembre y enero pasados las autoridades habían hallado en Buenaventura unos cinco cuerpos descuartizados de varias personas que habían sido reportadas como desaparecidas.

En febrero de 2014 Human Rights Watch, la Iglesia Católica y la propia Defensoría denunciaron la existencia en el puerto de "casas de pique" o de descuartizamiento.

Según las autoridades, la violencia en la ciudad se origina en una guerra a muerte por el control del tráfico de cocaína entre "los Urabeños" y "la Empresa", bandas integradas por exparamilitares, narcotraficantes y criminales comunes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios