15 de Noviembre de 2018

Mundo

Comienza el desalojo de colonos judíos en Cisjordania

Un tribunal ordenó el desmantelamiento de las viviendas, lo que podría romper la coalición del primer ministro de Israel.

Colonos hablan con la policía israelí en el puesto de Amona. El ejército emitió una orden de evacuación en la víspera advirtiendo a los residentes que tienen 48 horas para desalojar la zona. (AP/Oded Balilty)
Colonos hablan con la policía israelí en el puesto de Amona. El ejército emitió una orden de evacuación en la víspera advirtiendo a los residentes que tienen 48 horas para desalojar la zona. (AP/Oded Balilty)
Compartir en Facebook Comienza el desalojo de colonos judíos en CisjordaniaCompartir en Twiiter Comienza el desalojo de colonos judíos en Cisjordania

Agencias
AMONA, Cisjordania.- Las fuerzas israelíes iniciaron el miércoles el desalojo de los residentes de un puesto avanzado en Cisjordania. El desmantelamiento, ordenado por un tribunal, podría romper la coalición del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dominada por ultranacionalistas partidarios de los asentamientos.

Policías desarmados, vestidos con sudaderas azules y gorras de béisbol negras, subieron la colina donde se encuentran las viviendas a mediodía del miércoles. En la cima, los colonos más jóvenes levantaron barricadas improvisadas con baldosas rotas, barras de metal oxidado y grandes piedras para ralentizar su avance. Algunos manifestantes arrojaron piedras a las fuerzas de seguridad mientras que otros prendieron fuego a neumáticos y pilas de basura.

De acuerdo con The Associated Press, hubo escaramuzas menores entre algunos activistas y policías cuando los manifestantes intentaron cortar el paso a los agentes.

Las autoridades operaban "de forma lenta y cuidadosa", indicó el portavoz de la policía Micky Rosenfeld. Dos agentes sufrieron heridas leves y dos manifestantes fueron retirados del lugar pero no detenidos.

Los manifestantes corearon "los judíos no expulsan judíos" y formaron una cadena humana contra la policía.

Activistas se reunieron en las casas para rezar, entonar canciones religiosas y bailar. Los residentes anunciaron que opondrían resistencia pacífica a la evacuación. Varios se encadenaron a objetos pesados y cerraron con llave sus puertas.

Amona, levantado en la década de 1990, es el mayor de los casi 100 asentamientos israelíes no autorizados

Unos pocos residentes dejaron sus viviendas con niños pequeños en brazos.

Bilha Schwarts, de 24 años, acudió al lugar con su esposo y su hija de nueve meses para apoyar a los residentes. "Si lo quieren pueden tomarlo, no lucharemos", dijo a The Associated Press.

Poco después del mediodía, bulldozers comenzaron a avanzar por la colina, uno de ellos abriendo el camino.

Varios activistas se arrastraron debajo de una de las viviendas y se encadenaron a los cimientos. Uno de ellos, Mordechai, dijo a la televisora Channel 2 TV que no actuarían con violencia contra la policía, pero "resistiremos en esta tierra y no cederemos porque es nuestra tierra que dios prometió al pueblo de Israel".

Otros suplicaron a los agentes que no siguieran las órdenes.

Como parte del "diálogo" con los residentes antes de la evacuación, una de las familias entregó a la policía una bolsa con granadas aturdidoras y otras municiones de ese calibre, explicó la vocera policial Luba Samri.

Amona, levantado en la década de 1990, es el mayor de los casi 100 asentamientos israelíes no autorizados. La Corte Suprema de Israel determinó en 2014 que Amona se construyó en terrenos privados palestinos y debía ser demolido. El 8 de febrero vence el plazo dado para completar su desmantelarían.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios