18 de Junio de 2018

Mundo

Comienza juicio contra exdictador Rafael Videla

Es acusado junto con otras 24 personas de un centenar de crímenes de disidentes políticos cometidos por varias dictaduras militares.

El ex dictador argentino Jorge Rafael Videla asiste a la primera audiencia del juicio oral por su supuesta participación en los crímenes cometidos por el llamado Plan Cóndor. (Agencias)
El ex dictador argentino Jorge Rafael Videla asiste a la primera audiencia del juicio oral por su supuesta participación en los crímenes cometidos por el llamado Plan Cóndor. (Agencias)
Compartir en Facebook Comienza juicio contra exdictador Rafael VidelaCompartir en Twiiter Comienza juicio contra exdictador Rafael Videla

Agencias
BUENOS AIRES, Argentina.- La justicia argentina comenzó a juzgar el martes a los supuestos responsables de un centenar de crímenes de disidentes políticos cometidos de forma coordinada por varias dictaduras militares sudamericanas en los años setenta y ochenta, en el marco del denominado Plan Cóndor, según publica The Associated Press.

Entre los 25 imputados en este juicio inédito que se desarrolla en un tribunal federal de Buenos Aires están los exdictadores argentinos Jorge Rafael Videla, de 87 años, y Reynaldo Bignone, de 85, juzgados como responsables en Argentina de la coordinación represiva protagonizada por seis países. Ambos cumplen en la actualidad prisión perpetua por su responsabilidad en violaciones a los derechos humanos durante el último régimen de facto argentino (1976-1983).

Videla, vestido con un traje azul y corbata, se sentó en la sala del tribunal alejado de Bignone. Ambos tuvieron que esperar casi una hora a que se iniciara el juicio.

Otro imputado es el excoronel del ejército uruguayo Manuel Cordero -extraditado desde Brasil-, que supuestamente cometió violaciones a los derechos humanos en el centro clandestino Automotores Orletti, un taller mecánico situado en Buenos Aires. Este último lugar funcionó como una de las principales bases de operaciones del Plan Cóndor, el cual implicó la coordinación de acciones represivas de los regímenes dictatoriales de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile Paraguay y Uruguay.

Videla cumple en la actualidad prisión perpetua por su responsabilidad en violaciones a los derechos humanos

Se prevé que el proceso judicial dure dos años. Declararán más de 400 testigos y abarca a 106 víctimas, entre ellas argentinas, uruguayas, paraguayas y chilenas que fueron secuestradas y asesinadas en Argentina tras el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 que encabezó Videla. También serán juzgados los casos de tres argentinos que murieron en Brasil.

Otros conocidos represores argentinos que tendrán que rendir cuentas ante la justicia son Santiago Riveros, Carlos Humberto Caggiano Tedesco, Luciano Benjamín Menéndez y Antonio Vañek. En tanto, varios imputados fallecieron antes del comienzo del juicio. Los delitos de los que se acusa a los procesados son, entre otros, asociación ilícita, privación ilegal de la libertad y tormentos.

La causa se inició con la denuncia en Argentina de varios casos donde no había aparecido el cuerpo de la víctima, lo que permitió alegar que el delito se seguía produciendo y que el Estado tenía la obligación de detenerlo.

El Centro de Estudios Legales y Sociales es querellante en el juicio en el que se tratará el caso de María Claudia Irureta Goyena, nuera del poeta argentino Juan Gelman, que fue secuestrada en Buenos Aires cuando estaba embarazada, retenida dos meses en Automotores Orletti y luego trasladada en un vuelo de la Fuerza Aérea Argentina a Uruguay, donde desapareció. Su hija Macarena Gelman, nacida en ese país, fue identificada hace pocos años.

Una de las víctimas chilenas es Edgardo Enríquez Espinosa, del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, secuestrado en Buenos Aires en abril de 1976.

El fiscal de la causa Pablo Ouviña indicó a la prensa que durante el Plan Cóndor represores argentinos y chilenos secuestraron y torturaron juntos, lo mismo que chilenos y paraguayos. Las víctimas fueron en muchos casos los exiliados que huían de los países sudamericanos donde se iban produciendo las dictaduras.

Según el diario Página 12, una de las pruebas más importantes es un cable de 1976 desclasificado por el Departamento de Estado de Estados Unidos que contiene una definición sobre el plan represivo. Su autor sería un agente del FBI que lo envió a la embajada estadounidense en Argentina. En el mismo expresó que el plan estaba destinado a la "recopilación e intercambio de información sobre 'izquierdistas', 'comunistas' o 'marxistas', con vistas a la eliminación de sus actividades mediante el desarrollo de operaciones conjuntas en sus respectivos territorios", señaló Página 12.

El dictador paraguayo Alfredo Stroessner estuvo en el poder entre 1954 y 1989. La dictadura militar brasileña se originó a mediados de los sesenta y en la década siguiente la sucedieron la boliviana, la uruguaya, la chilena y por último la argentina.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios