12 de Noviembre de 2018

Mundo

Hija deja morir a su madre cubierta de heces

Paradójicamente, la responsable es abogada por los derechos de la gente mayor.

La anciana fue encontrada muerta en este sofá. (DailyMail)
La anciana fue encontrada muerta en este sofá. (DailyMail)
Compartir en Facebook Hija deja morir a su madre cubierta de hecesCompartir en Twiiter Hija deja morir a su madre cubierta de heces

Agencia
LONDRES, Reino Unido.- Los hechos ocurrieron en 2014, cuando los paramédicos encontraron el cuerpo de Cecily Kurtz de 79 años que yacía en un sofá que parecía "un campo de concentración”. La víctima estaba cubierta de heces y no se había cambiado la ropa durante una década, además sufría quemaduras de orina.

De acuerdo con información del DailyMail, cuando los paramédicos levantaron el cuerpo de la víctima, sus pantalones comenzaron a desintegrarse, su ropa interior blanca era de un "marrón caoba oscuro" y tenía excremento y orina en las manos, los pies e incluso la cara.

También te puede interesar: Niño ve como su maestro de taekwondo mata a su madre

Ahora, la abogada de derechos de las personas mayores Emma-Jane Kurtz, hija de la fallecida, ha sido condenada a dos años y medios de prisión por negligencia deliberada.

El juez condenó a Emma-Jane Kurtz a dos años y medio de prisión. (DailyMail)

Según el juez Peter Ross, Kurtz tenía autismo y había dejado de preocuparse por su madre, que padecía depresión y un trastorno obsesivo compulsivo.

Kirsty Allman, fiscal superior, describió a la fallecida como "demacrada", ya que pesaba solo 39 kilos y aseguró que había sufrido "condiciones terriblemente sórdidas".

"Es raro encontrar un caso que involucre una negligencia tan evidente contra una mujer vulnerable"

"Es raro encontrar un caso que involucre una negligencia tan evidente contra una mujer vulnerable y anciana, por alguien que supuestamente la ama y cuida de ella", añade Allman, quien asegura que ha sido uno de los casos de abandono de personas mayores "más impactantes y enfermizos" que ha conocido.

La culpable, Emma-Jane Kurtz, dijo que no quería forzar a su madre a tomar tratamiento, porque sabía que lo detestaba, tampoco a acudir a un hospital, a pesar de su enfermedad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios