21 de Mayo de 2018

Mundo

 / Navidad

Conoce las celebraciones de Navidad más curiosas del mundo

Existen costumbres desde personas disfrazadas de cabra hasta papas podridas para los niños que se portaron mal durante el año.

Solo un poco más del dos por ciento de los indios son cristianos, por eso la Navidad no es la fiesta principal en el país asiático. (Reuters)
Solo un poco más del dos por ciento de los indios son cristianos, por eso la Navidad no es la fiesta principal en el país asiático. (Reuters)
Compartir en Facebook Conoce las celebraciones de Navidad más curiosas del mundoCompartir en Twiiter Conoce las celebraciones de Navidad más curiosas del mundo

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- En todo el mundo hay un gran número de formas de celebrar la Navidad, ya que todos los países aprecian sus antiguas y únicas costumbres

Hay países donde las tradiciones navideñas son de lo menos convencional y muy interesantes, algunas de las cuales incluso pueden parecer absurdas en el mundo actual, según publica el sitio web actualidad.rt.com

Islandia

En Islandia las celebraciones de Navidad –o Jól, en islandés– se mezclan con tradiciones que tienen sus raíces en lo más profundo de la historia de los pueblos nórdicos, la mitología germana y los ritos de los primeros cristianos. 

En este país envuelven la Navidad extravagantes supersticiones, como la creencia en un hechizo que hace que las vacas hablen, que las focas tomen forma humana y que los muertos se levanten de sus tumbas. 

El 23 de diciembre, el día de san Torlaco (heilagur Thórlakur), el santo patrón de Islandia, los islandeses se juntan para comer platos típicos y se agolpan en las tiendas para comprar los últimos regalos de Navidad. La Nochebuena y el día de Navidad los islandeses los pasan en la familia: no hay celebraciones públicas.   

Una de las tradiciones islandesas más interesantes consiste en la llegada de los Jólasveinar, o los amigos de la Navidad, que son quienes colocan regalos en los zapatos de los niños. Sin embargo, en algunos casos pueden poner patatas podridas: todo depende de cómo se haya portado el niño durante el año. 

Finlandia

La creencia de que Santa Claus (o Joulupukki, en finlandés) vive en Laponia, en el norte de Finlandia, proporciona a la fiesta de Navidad una atmósfera especial en ese país.

La madrugada del 24 de diciembre los finlandeses empiezan a decorar el árbol de Navidad, luego acuden a misa a la iglesia y después, como una parte importante del festejo, van a la sauna, para estar bien limpios cuando se reunan alrededor de la mesa.

Otra tradición importante es la llamada Declaración de Paz de la Navidad, que se remonta a la Edad Media. Consiste en reunirse el mediodía del 24 de diciembre para pedir una celebración harmoniosa y sin incidentes.   

India

Solo un poco más del dos por ciento de los indios son cristianos, por eso la Navidad no es la fiesta principal en el país asiático. Sin embargo, también tiene sus particularidades. Por ejemplo, los cristianos indios no solo decoran sus hogares para celebrar el nacimiento de Jesús, sino también los árboles de mango y de plátano de la zona donde viven.

En este día los cristianos felicitan a los cargos más altos del Estado, y las iglesias cristianas están abiertas toda la noche la víspera de Navidad para todos los interesados.

Lituania

Los atributos imprescindibles de la Navidad lituana –también conocida como 'Kaledos'– son los doce platos sin carne que se ponen sobre la mesa en la víspera de Navidad, y también la limpieza. 

Los lituanos creen que limpiar profundamente la casa, los instrumentos laborales y asearse uno mismo antes de la Nochebuena ayuda a prevenir enfermedades durante el año venidero. Después de limpiar las casas los lituanos decoran sus hogares con paja, que simboliza la llegada del niño Jesús.

En Lituania la Navidad es una fiesta estrictamente familiar, solo el 26 de diciembre los vecinos y los amigos se visitan unos a otros. 

Rumania

La costumbre más llamativa de la Navidad rumana es la 'capra', que consiste en que una persona se pone una máscara multicolor y un disfraz de cabra y va casa por casa bailando al son de las melodías de una flauta. 

Los niños también van de puerta en puerta cantando y bailando, y a cambio reciben dulces y dinero. Pero si los dueños de la casa se muestran tacaños, cantan villancicos traviesos con amenazas burlonas.

Los hombres casados en Rumania también tienen su propia costumbre. Se reúnen en bandas musicales, también conocidas como 'dubasi', y tocan instrumentos de percusión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios