11 de Diciembre de 2017

Mundo

Conoce a los empresarios más jóvenes del mundo

Cajas de cartón, corcholatas o una simple limonada, fue lo que estos niños utilizaron para convertirse en empresarios antes de los 15 años.

Henry Patterson fue conocido en 2011 como 'El empresario más joven del mundo'. (mirror.co.uk)
Henry Patterson fue conocido en 2011 como 'El empresario más joven del mundo'. (mirror.co.uk)
Compartir en Facebook Conoce a los empresarios más jóvenes del mundo Compartir en Twiiter Conoce a los empresarios más jóvenes del mundo

Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Recuerdas lo que querías ser de grande, cuando eras un niño? ¿médico, bombero o trabajar en una oficina?. En nuestra mente pasaban miles de ideas. Construíamos autos o casas con el cartón o la “basura” que los grandes ya no querían. Creíamos que todo era posible.

De pronto esas ideas quedaron enterradas porque eran muy descabelladas, aunque quizá no lo eran tanto. Quizá pudiste haber creado un nuevo juguete o una nueva comida y, por qué no, haber cambiado al mundo.

Si eres de los que creyeron que por ser pequeño tus ideas no valían, te presentamos siete niños emprendedores que lograron triunfar gracias a hacerle caso a su imaginación y creatividad:

Mikaila Ulmer

Desde los cuatro años comenzó su negocio de limonadas caseras con la receta secreta de su abuela. Bee Sweet es el nombre de su limonada y se volvió tan exitosa que firmó un contrato con la cadena de supermercados Whole Foods para vender su producto en 55 tiendas de Estados Unidos.

El éxito de la limonada de Ulmer es tanto, que hasta el presidente Barack Obama es fanático de la bebida. La pequeña emprendedora destina parte sus ganancias para realizar estudios que salven a las abejas de enfermedades.

Maddie Bradshaw

Esta niña de 13 años vende más de 50 mil collares y pulseras al mes, bajo el nombre de Snap Caps, que distribuye en almacenes de Estados Unidos y Canadá. 

Su idea comenzó en la escuela cuando adornó su casillero con la tapa de una botella usada donde dibujó el retrato abstracto de Albert Einstein en su interior, lo fijó con un imán y lo rellenó con resina. 

Henry Patterson

En 2011 se le conoció como “El empresario más joven del mundo”, y no era para menos, ya que a sus siete años fundó su primer negocio: venta de bolsas de estiércol. Más tarde comenzó a vender productos usados por eBay. Dos años después creó No antes del té, negocio dedicado a la venta de dulces por internet. 

Patterson creó el logo de sus marcas, y su padre le ayudó a diseñar el plan de marketing. 

Brandon y Spencer Whale

Los hermanos Brandon y Spencer Whale, de seis y nueve años, además de ser emprendedores, se preocupan por su comunidad: crearon productos para hacer menos triste la estancia de niños que se encuentran en hospitales.

Brandon, el mayor, tuvo la idea de crear un dispositivo llamado “Needle Beetle”, que es una funda con forma de escarabajo que oculta las inyecciones a vista de los niños. La idea se le ocurrió al ver que otros pequeños, como él, lloraban y sentían pánico al ver las jeringas con las que serían inyectados. Su producto se usa ya en algunos hospitales de Estados Unidos.

Spencer ideó  el “KidKare Riding Car”, que es un coche pedales que sirve para transportar el suero, sondas, y otros productos médicos. Su plan es que en vez de usar una silla de ruedas convencional, se use este cochecito para que  los niños se diviertan mientras son tratados en el hospital. Tras vender la patente, el producto es uno de los juguetes más populares en hospitales estadunidenses.

Anna Tselevich

Luego de que sus padres compraran un refrigerador, Anna se dio cuenta de lo divertido que era jugar con la caja, la cual convirtió en una casa para jugar con sus muñecas. 

A los 12 años creó Box-O-Mania, empresa que vende cajas de plástico, con las cuales los pequeños pueden armar una casa de juegos. Tanto fue el éxito de la marca que Marvel firmó un acuerdo para usarlas en algunos de sus productos.

Leanna Archer

Esta pequeña fundó su empresa Leanna’s Hair a los nueve años de edad. La línea de productos para el cabello que utiliza una vieja receta familiar y en la actualidad se vende en gran parte de Estados Unidos.

La empresa gana más de 200 mil dólares al año. Además, Leanna fundó la Leanna Archer Education Foundation, una organización enfocada en proveer mejores oportunidades para los niños más necesitados en Haití.

Con 13 años, Leanna se convirtió en la persona más joven en tocar la campana durante una jornada en Wall Street.

Robert Nay

A los 14 años creó una aplicación llamada Bubble Ball, la cual tuvo más de un millón de descargas en sus primeras dos semanas. Robert construyó por completo el juego después realizar una compleja investigación y escribir alrededor de cuatro mil líneas de código individuales.

El juego fue tan popular que llegó a ser número uno de la Apple Store destronando a Angry Birds.actualmente, Nay es el CEO Nay Games, su propia compañía.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios