20 de Septiembre de 2018

Mundo

Contratan a vagabundos para limpiar zona contaminada por radiación

Las obras de limpieza de la zona contaminada en Fukushima no cumplen con el cronograma oficial.

Imagen de archivo del persona de la planta nuclear de Fukushima, Japón, en la que, según una investigación periodística, se está contratando a gente sin empleo para limpiar la radiación. (SIPSE.com)
Imagen de archivo del persona de la planta nuclear de Fukushima, Japón, en la que, según una investigación periodística, se está contratando a gente sin empleo para limpiar la radiación. (SIPSE.com)
Compartir en Facebook Contratan a vagabundos para limpiar zona contaminada por radiaciónCompartir en Twiiter Contratan a vagabundos para limpiar zona contaminada por radiación

Agencias
FUKUSHIMA, Japón.- Un sin número de subcontratistas que realizan las obras de descontaminación radiactiva en Japón a menudo llegan a contratar a los vagabundos, con un salario menor al mínimo oficial o incluso los endeudan.

Casi tres años después de la catástrofe, las obras de limpieza de la zona contaminada en Fukushima no cumplen con el cronograma oficial, debido tanto a la falta de la supervisión, como a la escasez de trabajadores.

Tras varios escándalos, causados por la revelación de que la mafia yakuza suministra indigentes para trabajar en la limpieza de la planta nuclear de Fukushima, en Japón, la agencia Reuters llevó a cabo una investigación especial sobre la cuestión.

Reveló los esquemas opacos de la manera en que se organiza el trabajo de limpieza de la contaminación radiactiva.

Un número elevado de empresas, desde grandes hasta subcontratistas menores involucrados en el proceso de descontaminación, pagado con los impuestos de los ciudadanos nipones, es precisamente lo que impide monitorear el proceso de financiamiento.

La abundancia de diferentes contratos y subcontratos para realizar cada obra llevan a que en muchos casos las empresas mayores se abstienen de participar en estas obras.

Se desconoce el número total de las empresas involucradas, pero en las 10 ciudades más contaminadas en el norte de Japón, Reuters halló 733 compñías que realizan trabajos para el Ministerio de Medio Ambiente.

De acuerdo con una investigación periodística, ni la tercera parte del dinero que el Gobierno destina a la limpieza de la planta nuclear llega a los limpiadores

Entre estos, 56 subcontratistas, que realizan obras por un valor total de 2.5 mil millones de dólares, en realidad deberían de ser excluidas de las obras públicas, por no haber sido controladas por el Ministerio de la Construcción.

Otras cinco empresas ni siquiera habían sido identificadas, ya que no son registradas por el Ministerio, no tienen números de teléfono, ni páginas web propias. De la misma manera, se desconoce la información básica sobre sus propietarios. Cabe mencionar que las redes ilegales de intermediarios y los mafiosos también están presentes. 

Contratar a vagabundos por el salario mínimo es la manera como estos subcontratistas a menudo encuentran a los trabajadores, para limpiar la zona contaminada radiactiva de Fukushima. Sin embargo, incluso esta cantidad de dinero no siempre se paga por completo.

En algunos casos destacados por Reuters, ni siquiera la tercera parte del dinero que el Gobierno japonés manda para realizar las obras de descontaminación, llega a los propios obreros.

Los subcontratistas se quedan con la mayor parte de este dinero, pagando a los obreros vagabundos la nómina de seis dólares por hora, mientras el salario mínimo oficial garantizado por el Gobierno para trabajar en Fukushima es de 6.5 dólares.

Por si fuera poco, en muchos casos los trabajadores acaban debiendo el dinero a sus empleadores: de su salario se les quita automáticamente el pago por el alojamiento, la comida, lavandería, etc.

En el mismo tiempo el mayor problema sigue siendo la falta de los obreros. Según el operador de la planta atómica Daiichi en Fukushima, Electric Power Co (Tepco), el desmantelamiento de esta planta requiere por lo menos 12 mil obreros, mientras por ahora son tan solo ocho mil.

Es la predominancia de las ofertas de trabajo sobre las solicitudes que permite a las empresas contratar inpunemente a vagabundos y desempleados. Ante todo es la consecuencia de los dos mayores problemas laborales nipones: las regulaciones del mercado laboral muy estrictas y la escasez de la gente que se encuentra en la edad laboral, debido al envejecimiento de la población.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios