17 de Julio de 2018

Mundo

Crisis en Libia por nuevo Primer Ministro

Ahmed Matiq fue designado en el cargo en medio de divisiones de grupos políticos.

Fuerzas políticas opuestas aseguran que la elección de  Ahmed Matiq como primer ministro fue anticonstitucional. (EFE)
Fuerzas políticas opuestas aseguran que la elección de Ahmed Matiq como primer ministro fue anticonstitucional. (EFE)
Compartir en Facebook Crisis en Libia por nuevo Primer MinistroCompartir en Twiiter Crisis en Libia por nuevo Primer Ministro

EFE
TRÍPOLI, Libia.- La elección del empresario Ahmed Matiq como nuevo primer ministro transitorio de Libia, lejos de acercar las posiciones entre los distintos grupos políticos, ha reavivado sus diferencias, después de que la Alianza Fuerza Nacional (AFN) calificase su designación de "anticonstitucional".

Ahmed Matiq, de 43 años y formado en el Reino Unido, logró el apoyo de 121 de los 200 legisladores gracias al respaldo del grupo islamista Justicia y Construcción, en una tercera ronda de votaciones que numeros parlamentarios consideran ilegítima.

"La elección del jefe del Gobierno no se ha hecho bien, no tiene relación alguna con el anuncio constitucional", dijo el diputado independiente Al Sharif al Wafi, cercano a la AFN, el partido con mayor representación en la Asamblea Legislativa, compuesta por 120 independientes y 80 miembros de fuerzas políticas.

Al Wafi se refería a que, después de una primera sesión en la que Matiq obtuvo 73 apoyos, su contrincante Omar al Hasi 43 y otros 36 legisladores votaron el blanco, se celebró una segunda votación en una segunda sesión en la que Matiq, con 113 sufragios, no alcanzó tampoco los 120 respaldos necesarios para la designación.

Esta segunda votación fue seguida de una gran confusión debido a una discusión que estalló entre distintos parlamentarios, en especial los integrantes de la AFN, que se retiraron por considerar que la sesión se había levantado.

Sin embargo, posteriormente se propuso una tercera ronda de voto en la que Matiq logró 121 apoyos, suficientes para recibir el encargo de formar nuevo Gobierno antes de dos semanas.

"Matiq no es presidente", insistió Al Sharif al Wafi en rueda de prensa, después de que aquél hubiera jurado ya el cargo.

Para Mahmud Salama al Gariani, integrante de la comisión legislativa del Parlamento y miembro del bloque islamista Wafa, no obstante, "la sesión no se levantó de manera pública".

Registran disturbios

Según indicó a Al Gariani, todo se hizo de manera correcta y la reunión no concluyó hasta después de la última la votación.

La elección de un nuevo primer ministro para sustituir al efímero Abdala al Zani, que asumió la jefatura del Gobierno el 11 de marzo y presentó su dimisión el 13 de abril tras sufrir un atentado, ha estado rodeada de polémica desde la primera sesión celebrada el pasado martes.

Entonces, la reunión para la designación del nuevo presidente del Ejecutivo se tuvo que suspender, al producirse un tiroteo a las puertas del Parlamento entre un grupo de milicianos y agentes de seguridad de la Asamblea.

El portavoz del Congreso Nacional, Omar Hamidan, acusó a uno de los candidatos descartados en la primera ronda de votación, Mohamed Bukar, de estar detrás del ataque contra la Asamblea.

Bukar, aspirante por el partido Alianza Fuerza Nacional, se había quedado fuera de la segunda vuelta a solo dos votos de Al Hasi.
Matiq -originario de la ciudad de Misrata, a 200 kilómetros al este de Trípoli- estudió Ciencias Económicas y Administración Empresarial en el Reino Unido y es dueño de una cadena de hoteles.

Los ejes de su política son la implantación de la estabilidad y la seguridad en el país mediante la introducción de "medidas excepcionales y urgentes" y la reconstrucción del Ejército y los cuerpos y aparatos de seguridad.

Reforzar el sistema

Durante una intervención ante los diputados coincidiendo con la presentación de su candidatura, Matiq también destacó como uno de los principales puntos de su política la necesidad de reforzar el sistema judicial para acelerar los procesos.

Asimismo, ha mostrado su intención de avanzar hacia la descentralización de los servicios, fomentar la participación del sector privado en la reactivación económica del país y favorecer una reforma de la Administración mediante un desarrollo tecnológico de sus herramientas.

Sin embargo, parece que antes deberá poner fin a la primera crisis política de su mandato, que estalló incluso antes de la jura del cargo y que amenaza con lastrar su andadura, la cual debería concluir con la celebración de elecciones presidenciales y legislativas antes de fin de año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios