23 de Septiembre de 2018

Mundo

Dan dictadores un plus a las marcas

Una empresa italiana comercia vinos con la cara de Hitler y otros nazis; en Reino Unido venden una bebida al estilo Sadam.

Bebidas de la empresa Lundardelli con los rostros de Hitler, Lenin, Stalin y otros dictadores. (AFP/Marcel Mochet)
Bebidas de la empresa Lundardelli con los rostros de Hitler, Lenin, Stalin y otros dictadores. (AFP/Marcel Mochet)
Compartir en Facebook Dan dictadores un plus a las marcasCompartir en Twiiter Dan dictadores un plus a las marcas

Agencias
MOSCÚ, Rusia.- Por muy indignante que pueda parecerle a muchos, la dictadura puede ser una marca bien vendible. Así lo demuestran varios negocios en todo el mundo que sacan jugo a nombres asociados con la sangre. Este es un recuento que hace el sitio web actualidad rt acerca de algunos productos que llevan la marca de dictadores.

Muchos turistas que van a Italia se indignan al ver la cara de Hitler en las etiquetas de los vinos. Sin embargo la empresa Vini Lunardelli, aunque afronta críticas, vende con éxito vinos de temática nazi desde hace 20 años.

Además de Hitler, su línea 'histórica' incluye unos 30 vinos que llevan nombres de nazis conocidos, como Himmler, Göring, Eva Braun y otros, aparte de otros personajes históricos como Lenin, Stalin, Tito o Mussolini.

En respuesta a la crítica, el fundador Andrea Lunardelli, que empezó a producir el vino Hitler "como una broma histórica después de pedírselo un cliente", dice que los vinos 'nazis' no son propaganda, sino historia. "Es una manera de no olvidar la historia y los monstruos del pasado", dice.

"No me gusta Hitler"

El tema nazi parece bastante popular en los países asiáticos, quizá porque allí no tienen tantas asociaciones dolorosas con este tema. En Bombay se abrió un restaurante llamado Hitler's Cross, y en Ahmedabad (también en la India) había una tienda de ropa que llevaba el nombre del dictador nazi.

En Yakarta, Indonesia, existió un café llamado Soldatenkaffee, donde las paredes fueron decoradas con retratos de nazis y los camareros llevaban el uniforme de las SS. Muchos negocios que aprovechaban la temática nazi al final cambian de nombre o dejan de existir por la presión por parte de la comunidad judía. "Es arte, no ideología ni racismo", comentó el expropietario de Soldatenkaffee que tuvo que cerrarlo. "No idolatro a Hitler, simplemente me gustan los soldados".

'Para mí un 'Sadam'

Los nombres llenos de connotación dolorosa no siempre provocan indignación. Por ejemplo, el restaurante Mao en Dublín, Irlanda, parece no tener problemas, aunque justo en este caso el nombre es bastante irónico: en los años 1959-1961 durante el Gobierno de Mao Zedong decenas de millones de chinos murieron de hambre.

La cervecería Holden's Beer en el Reino Unido produce, aparte de cervezas convencionales, marcas especiales mensuales que llevan nombres de personas famosas, entre ellas algunas bastante odiadas. Así, la cerveza especial de enero fue Mao Ze Drunk ('Mao borracho'), la de febrero Saddam's Insane ('el loco Sadam'), la de abril Stalin's Punch (juego de palabras: 'el ponche de Stalin' y 'un puñetazo de Stalin'), y para septiembre se ofrecerá Mussolini's Mug ('la jarra de Mussolini').

En algunos casos se dan nombres cuestionables justo para conmemorar algo, doloroso para unos, victorioso para otros. En noviembre del año pasado una empresa en la Franja de Gaza, Stay Stylish, lanzó a la venta el perfume M75, que lleva el nombre del misil palestino usado para bombardear ciudades israelíes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios