13 de Diciembre de 2017

Mundo

Demócratas capitalizan el 'caso Perry'

El proceso por abuso de poder contra del gobernador de Texas se convirtió en la esperanza del Partido Demócrata para recuperar este estratégico estado.

El gobernador de Texas, Rick Perry, durante un discurso en la Fundación Heritage, el 21 de agosto, en Washington, EU. (Foto: AP)
El gobernador de Texas, Rick Perry, durante un discurso en la Fundación Heritage, el 21 de agosto, en Washington, EU. (Foto: AP)
Compartir en Facebook Demócratas capitalizan el 'caso Perry'Compartir en Twiiter Demócratas capitalizan el 'caso Perry'

EFE
AUSTIN, Texas.- El proceso por abuso de poder en contra del gobernador de Texas, Rick Perry, se convirtió en la gran esperanza del Partido Demócrata para reconquistar en las elecciones de noviembre este estratégico estado, uno de los principales bastiones republicanos durante los últimos 20 años.

"En Texas están pasando ahorita muchas cosas que no habían pasado en los últimos 25 años", afirmó el jueves en una entrevista con EFE el presidente del Partido Demócrata en este estado sureño, Gilberto Hinojosa, quien dijo que los candidatos republicanos están salpicados por una "cultura de corrupción".

Más allá de la acusación contra Perry por abuso de poder, Hinojosa apuntó que el candidato republicano a sucederlo, Greg Abbott, quien es procurador general de Texas, "tiene un historial de aceptar dinero de agencias o compañías" a las que investiga.

"Si todo esto va a estar pasando en esta campaña, tiene que ayudar a los demócratas", enfatizó Hinojosa.

Desde que George W. Bush ganó por primera vez las elecciones a la Gobernación de Texas en 1994, los republicanos no han soltado el poder: primero de la mano del que luego fue presidente y después de Perry, su sucesor, que lleva 14 años en el cargo.

De hecho, Perry alardeó hace poco de esto: "Desde 1998, hemos hecho algo que ningún otro estado ha conseguido. Cada una de las oficinas públicas ha sido ganada por un republicano".

Ahora, el gobernador tiene puesta la mirada en 2016 y en la Casa Blanca, así que no aspira a la reelección y la contienda texana la disputarán Abbott y la demócrata Wendy Davis.

Hinojosa destacó que Davis tiene una "reputación nacional y estatal", además de que su campaña recaudó cerca de 30 millones de dólares en donaciones, una cifra que los demócratas en Texas nunca habían alcanzado, "ni de cerca".

De caer en manos demócratas, significaría una auténtica revolución para este estado que ha auspiciado a los dos últimos presidentes republicanos de Estados Unidos: George Bush padre e hijo.

En la entrevista, Hinojosa también se refirió a las consecuencias que puede tener la acusación en contra de Perry en sus aspiraciones: "Yo pensaría que cualquier persona que tiene cargos criminales pendientes es prácticamente imposible que corra en una campaña para presidente", aunque matizó que "en el Partido Republicano hacen unas cosas muy curiosas".

La acusación

  • Rick Perry fue acusado por un jurado investigador de abuso de poder al vetar en 2013 una partida económica a una agencia anticorrupción dirigida por la entonces fiscal del distrito del Condado de Travis, la demócrata Rosemary Lehmberg, quien fue sorprendida ebria al volante.
  • Con cerca de 27 millones de habitantes, Texas es el segundo estado más poblado del país, solo por detrás de California. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios