16 de Agosto de 2018

Mundo

Descubren los primeros tatuajes de la humanidad

Los símbolos fueron hallados en dos momias de Egipto a través de fotografías infrarrojas.

Imagen infrarroja del tatuaje de la momia conocida como "Gebelein Man". Foto: Museo Británico en Londres)
Imagen infrarroja del tatuaje de la momia conocida como "Gebelein Man". Foto: Museo Británico en Londres)
Compartir en Facebook Descubren los primeros tatuajes de la humanidadCompartir en Twiiter Descubren los primeros tatuajes de la humanidad

Agencia
MADRID.- Mucho antes de lo que científicos habían registrado en primer tatuaje en comunidades africanas, en Egipto la practica de decorar la piel de manera permanente ya existía y se encontraba a la vista del mundo, aunque fue hasta este año que gracias a la tecnología de la fotografía infrarroja los símbolos fueron hallados en unas momias egipcias.

Él se tatuó un toro salvaje y un carnero. Ella, en cambio, se grabó sobre brazo y hombro motivos lineales y en forma de S. El hombre y la mujer que se rindieron al arte del tatuaje vivieron hace 5.000 años, antes incluso de que el primer faraón asomara la cabeza. La piel de sus momias ha guardado recuerdo de unos tatuajes recién descubiertos que presumen de pulverizar registros históricos, publicó el portal Zócalo.

También te puede interesar: Por presumir tatuajes de su pandilla en Facebook lo asesinan

La pareja cuyos tatuajes vencieron al tiempo fue hallada junto a otras momias a finales del siglo XIX en Gebelein (las dos montañas, en árabe), una zona desértica a unos 40 kilómetros de Tebas, la actual Luxor. Desde 1901 se exhiben en las salas del Museo Británico, que en las últimas décadas ha sometido a sus esqueletos -que quedaron para la posteridad en posición fetal- a un completo examen en busca de detalles de su identidad.

"El uso de los métodos científicos más modernos, incluidos la tomografía computarizada, la datación por radiocarbono y las imágenes por infrarrojos ha transformado nuestra comprensión sobre las momias de Gebelein", reconoce Daniel Antoine, conservador de antropología física del Museo Británico y autor de un estudio publicado este jueves en el Journal of Archaeological Science.

El descubrimiento de los tatuajes supone hallar la evidencia más antigua de tatuajes en seres humanos en África, un milenio antes de la hasta ahora considerada como pionera. La pareja estudiada, modificada de manera natural por el calor, la salinidad y la aridez del desierto, habitó el actual Egipto en un período que oscilaría entre el 3351 y el 3017 a.C. Una etapa predinástica a la que sucedió la unificación del país bajo la batuta del primer faraón. 

El hombre -que, según un escáner previo, tenía entre 18 y 21 años cuando pereció por un herida de arma blanca en la espalda- es un viejo conocido del museo, en cuyas galerías se expone desde hace un siglo. Hasta ahora, uno de sus brazos lucía unas manchas oscuras sobre las que la fotografía por infrarrojos ha terminado de arrojar luz. Las manchas son, en realidad, los tatuajes de dos animales de prominentes cuernos ligeramente superpuestos.

Los expertos han identificado en sus figuras a un toro salvaje, de cola larga, y un carnero de berbería -nativo de las zonas rocosas del Sáhara y el Magreb y de cuerno curvo-. La presencia de ambos animales -subraya el estudio- es "bien conocida en el arte predinástico egipcio". Los diseños no son superficiales y se han aplicado sobre la dermis, la capa de la piel situada bajo la epidermis que representa la segunda línea de defensa contra los traumatismos. El pigmento empleado deriva del carbón, posiblemente una especie de hollín.

La mujer, en cambio, aloja en su cuerpo un sucesión de tatuajes. El hombro derecho muestra una serie de pequeños dibujos con motivos en forma de S. Más abajo, el brazo acoge motivos lineales similares a los encontrados en cerámicas de la época. En concreto, se parecen a los garabatos pintados en los objetos sostenidos por figuras humanas mientras participan en actos ceremoniales.

Según el estudio, podría representar un bastón usado en la danza ritual o tratarse de un símbolo de poder y estatus. "El empleo de tatuajes en el cuerpo humano tiene una historia larga y diversa en muchas culturas antiguas", comenta Antoine, que recuerda los tatuajes geométricos encontrados en la momia de Ötzi, el "hombre de hielo" de 5.300 años de antigüedad hallado en 1991 en los Alpes italianos.

"Basados en la datación por radiocarbono, los tatuajes de Gebelein son contemporáneos de Ötzi (3370 - 3100 a.C.) y podrían ser considerados, por tanto, entre los más antiguos del planeta", desliza el experto. Las muestras egipcias prueban, además, la presencia de tatuajes desde época predinástica en ambos sexos. "Al tratarse de los motivos figurativos más antiguos conocidos, nos plantean una gama de posibles usos de los tatuajes en los albores de la antigua civilización egipcia y amplían nuestra visión sobre esta práctica en la prehistoria", concluye Antoine.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios