20 de Septiembre de 2018

Mundo

Mata a dos niñas y la perdonan

Sin dar detalles, un juez desestimó el caso y la joven de 19 años salió del centro de detención migratorio donde se encontraba.

Cinthya García Cisneros se encontraba en centro de detención migratorio en Tacoma, Washington, debido a que a principios de años atropelló a dos niñas. (Agencias)
Cinthya García Cisneros se encontraba en centro de detención migratorio en Tacoma, Washington, debido a que a principios de años atropelló a dos niñas. (Agencias)
Compartir en Facebook Mata a dos niñas y la perdonanCompartir en Twiiter Mata a dos niñas y la perdonan

Agencias
PORTLAND, Oregon.- Un juez de migración desestimó el caso contra una mexicana que vive en Oregon y quien evitó ser deportada después de que condujera su camioneta hacia una pila de hojas y matara accidentalmente a dos niñas que estaban jugando ahí.

De acuerdo con The Associated Press, la Agencia de Inmigración y Control Aduanas (ICE) informó que Cinthya García Cisneros, de 19 años, salió del centro de detención migratorio en Tacoma, Washington, el 14 de agosto, donde estaba recluida desde febrero.

Argumentando cuestiones de privacidad, un portavoz del ICE no quiso informar por qué fue desestimado el caso.

A comienzos de este año García fue sentenciada a tres años de libertad bajo palabra y 250 horas de servicio comunitario. Un jurado la encontró culpable de dos delitos por haber huido en un percance vehicular.

Los fiscales dijeron que lo ocurrido el 20 de octubre en Forest Grove, al oeste de Portland, fue un accidente. Pero también dijeron que la joven no dijo nada después de saber que posiblemente había atropellado a las dos niñas. La policía encontró a García al día siguiente.

Las autoridades dijeron que las dos niñas, identificadas como las hermanastras Anna Dieter-Eckerdt, de seis años, y Abigail Robinson, de 11, posiblemente estaban escondidas y no las vio García.

Minutos después de que García pasó por encima de las hojas camino a su casa, su hermano regresó al lugar y vio a un hombre de pie sobre la pila, gritando. El hombre le dijo algunas palabras. El muchacho regresó a casa y le dijo a su hermana que posiblemente había atropellado a dos niñas.

García, quien llegó a Estados Unidos a los cuatro años, se disculpó con los padres de las niñas y éstos le concedieron el perdón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios