12 de Diciembre de 2018

Mundo

Despedir a empleadas sexys, legal en EU

Jueces dan la razón a un dentista que despidió a sus asistente por "demasiado atractiva".

Melissa Nelson llevaba 10 años trabajando para el dentista James Knight, que la consideraba una empleada ejemplar, pero un peligro para su matrimonio. (Internet)
Melissa Nelson llevaba 10 años trabajando para el dentista James Knight, que la consideraba una empleada ejemplar, pero un peligro para su matrimonio. (Internet)
Compartir en Facebook Despedir a empleadas sexys, legal en EUCompartir en Twiiter Despedir a empleadas sexys, legal en EU

Agencias
IOWA, E.U.- La Corte Suprema de Iowa, en EU, confirmó que un dentista actuó legalmente al despedir a su ayudante porque resultaba "demasiado atractiva" para él, según publicó el portal de RT.

De este modo, esta Corte Suprema, compuesta únicamente por hombres, mantuvo la decisión que comunicó respecto al caso en diciembre de 2012 y que se convirtió en objeto de debate en todo el país. 

Gracias a la abogada de Melissa Nelson, la mujer despedida, que solicitó al tribunal que reconsiderara su fallo tras calificarlo como "golpe a la igualdad racial y de género en el lugar de trabajo", y también debido a la fuerte oleada de críticas, el mes pasado los jueces tomaron la inusual decisión de retirar el dictamen emitido en diciembre.

Según un portavoz de la Corte, este tipo de situaciones son "poco frecuentes". De hecho, en la última década el tribunal únicamente ha cedido a cinco peticiones para volver a escuchar un caso. 

Pese al logro de haber conseguido una segunda oportunidad, las conclusiones a las que llegó la Corte este viernes fueron prácticamente las mismas que las alcanzadas hace siete meses.

El tribunal aseguró que los dueños de un negocio pueden despedir a los empleados que consideren como una amenaza para su matrimonio, incluso si los subordinados no han incurrido en un comportamiento inapropiado.  

La Corte Suprema de Iowa sostiene que ese tipo de despidos no se consideran discriminación sexual ilegal porque están motivados por sentimientos y no por cuestiones de género. 

Nelson llevaba 10 años trabajando para el dentista James Knight, que la consideraba una empleada ejemplar. Sin embargo, en los últimos meses, Knight empezó a darse cuenta de que su ropa ceñida lo distraía y temía poner en riesgo su matrimonio, por lo que decidió despedirla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios