25 de Mayo de 2018

Mundo

Por lío de basura destituyen al alcalde de Bogotá

Gustavo Petro fue inhabilitado por 15 años, debido a un cambio en el sistema de recolección de basura de la ciudad que afectó a ocho millones de habitantes.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, invitó por medio de Twitter "a toda la ciudadanía democrática movilizarse en Bogotá y en el país". (radiomacondo.fm)
El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, invitó por medio de Twitter "a toda la ciudadanía democrática movilizarse en Bogotá y en el país". (radiomacondo.fm)
Compartir en Facebook Por lío de basura destituyen al alcalde de BogotáCompartir en Twiiter Por lío de basura destituyen al alcalde de Bogotá

Agencias
BOGOTÁ, Colombia.- La Procuraduría General destituyó el lunes al alcalde de Bogotá Gustavo Petro, el segundo funcionario de elección popular más importante de Colombia después del presidente de la República, y lo inhabilitó para ejercer funciones públicas por 15 años, informó el procurador Alejandro Ordóñez, medida que Petro calificó como un golpe de estado al gobierno capitalino.

Más tarde Petro invitó por la red social "a toda la ciudadanía democrática movilizarse en Bogotá y en el país" y que se congregaran en la céntrica Plaza de Bolívar de Bogotá, donde está la sede de la alcaldía capitalina.

Ya varios cientos de personas se congregaban en la Plaza de Bolívar con pitos y pancartas en apoyo al alcalde, según un fotógrafo de The Associated Press en esa zona.

Desde su cuenta de Twitter, el alcalde dijo: "Le pido al mundo solidaridad. Estamos ante un golpe de Estado sobre el gobierno progresista en la ciudad de Bogotá".

La Procuraduría "impuso como sanción al señor Gustavo Francisco Petro Urrego...la destitución del cargo y la inhabilidad general por el término de 15 años para ejercer funciones públicas", dijo el procurador Ordóñez.

La sanción fue impuesta por "falta gravísima" en el caso sobre un cambio en el sistema de recolección de basuras de la ciudad -de ocho millones de habitantes- en diciembre del año pasado, dijo el Procurador.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que respetaba la decisión interpuesta por la Procuraduría General de la Nación

"Específicamente se demostró... (que) se vulneraron los principios constitucionales de libre empresa y competencia" con la decisión del alcalde, dijo Ordóñez. Por tres días la ciudad estuvo regada de bolsas de basura y se dejaron de recoger entre 6 mil a 9 mil toneladas de basura, dijo el Procurador.

Petro "sabía que sus decisiones eran irregularidades" y que "vulneraron principios constitucionales de libre empresa y competencia", añadió Ordóñez, visto como un funcionario conservador y muy criticado en los medios de prensa por decisiones y declaraciones para oponerse en temas como las uniones de parejas del mismo sexo y el aborto.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos manifestó en un comunicado por internet que "respeta la decisión de la Procuraduría General de la Nación, así como los recursos que a bien tenga interponer y a los que tiene derecho el señor Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro".

La decisión puede ser apelada ante el propio despacho del Procurador, quien irónicamente fue elegido para el cargo en 2008 con el apoyo de Petro, en aquel entonces senador.

Ordóñez no indicó si la destitución era inmediata, pero el abogado constitucionalista Juan Manuel Charry indicó en diálogo telefónico que el alcalde seguirá despachando desde la Alcaldía hasta tanto la decisión quede "en firme" o que el fallo de la Procuraduría sea ratificado, lo que puede demorar varias semanas, opinión en que coinciden otros constitucionalistas.

Tampoco quedó en claro de inmediato qué sucederá en caso la decisión sea ratificada y Petro deba salir del cargo.

Pero legisladores, concejales de Bogotá y exfuncionarios explicaron a la AP en entrevista telefónica que si la Procuraduría ratifica la destitución, entonces el presidente Juan Manuel Santos debe designar a un encargado. Luego, en un lapso de dos meses, contados a partir de la ratificación, Bogotá acudiría nuevamente a elecciones para elegir un nuevo alcalde.

La decisión del Procurador "es dura... (pero) espero que el señor alcalde sea un demócrata" y la acate, dijo Juan Carlos Flórez, del partido Alianza Social Independiente, y uno de los 45 miembros del Concejo de Bogotá. "Uno no puede agarrar a patadas la ley cuando no le conviene", añadió Flórez, uno de los mayores críticos de la gestión de Petro, cuyos niveles de popularidad oscilan entre 25 por ciento a 35 por ciento, según diversas encuestas.

A Petro lo han criticado por la gestión sobre temas tan susceptibles como la movilidad, la seguridad y el desempleo. La capital colombiana en 2012 registró mil 283 homicidios por cada cien mil habitantes, superada por la ciudad de Cali con mil 861, según las últimas cifras de la policía nacional. En tanto, la tasa de desempleo de Bogotá fue de 8.3 por ciento en octubre pasado, en comparación a la cifra nacional fijada en 7.8 por ciento. No obstante, Medellín, la segunda ciudad de Colombia se ubicó por encima con 9.7 por ciento.

Flórez y la exalcaldesa de Bogotá, Clara López, del izquierdista Polo Democrático Alternativo, del que formó parte Petro, explicaron que como el alcalde está justo en la mitad de su mandato de cuatro años, que culmina el 1 de enero del 2016, entonces hay que llamar a nuevas elecciones. Si la destitución se da pasada más de la mitad del mandato, según las normas colombianas, entonces simplemente el presidente de la República elige a un encargado que culmine el período sin llamar a elecciones.

"La destitución del alcalde no me sorprende en absoluto porque cuando uno mira lo que pasó en el proceso de contratación en el esquema de basuras se cometieron varias irregularidades que era obvio que no iban a funcionar", dijo el representante a la Cámara, Miguel Gómez, del oficialista partido de La U. "Pero sí me parece triste para la ciudad de Bogotá porque el anterior alcalde pues está preso, fue destituido...este alcalde investigado, y ahora destituido, o sea a la ciudad le cayeron las plagas de Egipto", dijo Gómez, quien buscó firmas para revocar vía referéndum el mandato de Petro, gestión que comenzó el 1 de enero del 2012.

Pero para otros, como el representante a la Cámara por el Polo, Iván Cepeda, la decisión del Procurador es "un duro golpe a cualquier tipo de garantías de carácter democrático en Colombia...(es) una especie de dictadura del señor Procurador quien ejerce un poder omnímodo fundado no en la defensa de la Constitución y de los principios legales, sino en sus convicciones que son convicciones que él, en ningún momento él ha ocultado que está en contra de las personas que han ejercido la oposición de izquierda en el país".

Además la decisión es "un peligroso ejemplo para quienes están en este momento discutiendo la posibilidad de dejar las armas en La Habana para venir a ejercer la política por las vías legales. El Procurador debe ser detenido (parado) en su intento por socavar los pocos espacios y condiciones democráticas en Colombia", dijo Cepeda al referirse a los diálogos de paz que lleva el gobierno desde el 2012 en Cuba con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para que dejen las armas y eventualmente hagan política.

Petro, un exsenador de 53 años con un pasado de militancia en la ya pacificada guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), estaba en un acto en la alcaldía cuando se conoció la decisión y no dijo de inmediato si apelaría el dictamen.

El alcalde, quien ganó con 700 mil votos los comicios en octubre del 2011 por un movimiento independiente llamado Progresistas tras retirarse del Polo por divergencias internas, sólo pidió a la población de Bogotá que estuvieran "supremamente tranquilas, de nosotros no puede salir ningún acto de violencia". Petro, elegido, por un mandato, cuatro años, se retiró de la sala y su oficina de prensa dijo que estaba reunido con su gabinete en el despacho de la Alcaldía, en el centro de la ciudad.

En el acto de la alcaldía también estaba el ministro de Justicia Alfonso Gómez, quien lamentó la decisión del Procurador.

"El gobierno nacional lamenta profundamente lo que acaba de pasar por lo que implica para la administración de Bogotá", dijo el ministro. "Pero además yo quiero decir mi posición, antes como escritor público, pero ahora también como ministro de Justicia y en ese no voy a dar marcha atarás, es que tenemos que revisar" el mecanismo constitucional que faculta a la Procuraduría a tales destituciones.

En Colombia, la Procuraduría es la oficina que investiga a los funcionarios públicos pero sólo en temas disciplinarios, no penales. La Procuraduría puede aplicar sanciones como la destitución o suspensión de un funcionario en el cargo.

En diciembre del año pasado, Petro intentó cambiar el esquema de recolección de basuras en la capital y propendió por relevar a los contratistas que prestaban el servicio para que en cambio lo hiciera una empresa oficial. En medio de varios días con las calles llenas de bolsas de desechos, el alcalde revirtió su decisión.

Ha sido el segundo alcalde de Bogotá en ser destituido. En mayo del 2011, la Procuraduría suspendió de su cargo al entonces alcalde Samuel Moreno por omisión en la vigilancia de la ejecución de contratos de obras públicas en la ciudad. Moreno, quien siempre ha negado los cargos, está en prisión desde septiembre del 2011 y actualmente sigue sometido a juicio.

La Alcaldía de Bogotá es el segundo puesto de elección popular más importante del país después de la Presidencia debido a que es la mayor ciudad de Colombia y de hecho varios alcaldes capitalinos fueron después presidentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios