18 de Diciembre de 2017

Mundo

Colombia: dos años de buscar la paz... y no llega

El proceso entró en incertidumbre luego de que el martes las FARC admitieron la captura del general Darío Alzate

Momentos en que el presidente Juan Manuel Santos suspendió las negociaciones con las FARC, tras el secuestro del general Rubén Darío Alzate. (Foto: Notimex)
Momentos en que el presidente Juan Manuel Santos suspendió las negociaciones con las FARC, tras el secuestro del general Rubén Darío Alzate. (Foto: Notimex)
Compartir en Facebook Colombia: dos años de buscar la paz... y no llegaCompartir en Twiiter Colombia: dos años de buscar la paz... y no llega

Agencias
LA HABANA, Cuba.- La paz aún demorará en llegar a Colombia, pues las conversaciones para solucionar el conflicto con los rebeldes entró en un nuevo impasse, motivado por el secuestro de un alto mando del Ejército de Colombia. La agencia Notimex, recuerda que este camino lleva dos años y la luz al otro lado del túnel no se ve cerca. 

El espectro de la continuación de la guerra aparecía este miércoles en el horizonte de Colombia al cumplirse dos años del diálogo de paz entre el gobierno y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) de ese país.

Sin que se descarte una solución de última hora aceptable para ambos bandos, el secuestro del general Rubén Darío Alzate por las FARC se convierte en un grave obstáculo en el segundo aniversario de las conversaciones este miércoles en La Habana.

No existe tiempo calculado para el impasse después que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó el domingo pasado a su delegación de paz no viajar a la capital cubana hasta que se aclarara la situación.

El velo sobre el incidente se descorrió el martes cuando las FARC admitieron la captura del general y, aunque prometieron que se le respetará la vida advirtieron que el alto oficial tiene lo que llamó “cuentas pendientes con la justicia popular”.

El grupo armado propuso acordar con el gobierno alguna salida al secuestro pero ha omitido especificar cuándo lo entregarán.

La captura de Álzate, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, ocurrió el pasado 16 de noviembre junto con la del cabo segundo del Ejército Jorge Contreras Rodríguez y Gloria Urrego, abogada al servicio de la mencionada unidad militar.

En breves declaraciones a la prensa, el jefe guerrillero Pablo Catatumbo dijo que las FARC tienen la disposición de contribuir a una “pronta y sensata” solución de este incidente, señaló que el diálogo debe continuar y exigió de nueva cuenta un cese al fuego bilateral.

El presidente Santos recibió amplio apoyo nacional e internacional por la suspensión temporal de las pláticas, en tanto otros políticos y activistas por los derechos humanos recomiendan su continuación.

Cuestionamientos

Mientras analistas especulan sobre que consecuencias podría tener una prolongada retención de Álzate, la guerrilla y otros sectores se preguntan que hacía el jefe de la fuerza contrainsurgente de civil y sin escolta en un área “roja” de los rebeldes.

Los equipos negociadores, encabezados por el ex vicepresidente Humberto de la Calle y el comandante guerrillero Iván Márquez debaten sobre el tema de los derechos de las víctimas de la guerra, cuarto punto en discusión de una agenda de seis para el fin del conflicto.

Con Cuba y Noruega como garantes y el acompañamiento de Chile y Venezuela, las partes lograron hasta ahora acuerdos parciales en los asuntos de reforma rural, participación política de las FARC y drogas ilícitas.

De momento, el futuro del proceso de paz colombiano parece ligado a la situación de Álzate, capturado por las FARC en el noroccidental departamentó de Chocó, donde el ejército colombiano inició una gigantesca operación de búsqueda del general capturado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios