10 de Diciembre de 2018

Mundo

Dios vivo se toca en heridas de pobres: Papa

Durante la misa en la casa Santa Marta, Francisco dijo que para tocar a Dios basta con salir a la calle.

Francisco dijo que el Señor sabe porqué hace las cosa. (Archivo/EFE)
Francisco dijo que el Señor sabe porqué hace las cosa. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Dios vivo se toca en heridas de pobres: PapaCompartir en Twiiter Dios vivo se toca en heridas de pobres: Papa

Agencias
EL VATICANO.- El papa Francisco dijo hoy que para tocar al Dios vivo no es necesario "hacer un curso de actualización" sino entrar en las heridas de Jesús, y para esto es "suficiente salir a la calle".

Para encontrar al Dios vivo es necesario "besar con ternura las heridas de Jesús en nuestros hermanos con hambruna, pobres, enfermos, encarcelados", dijo el Pontífice en la misa en la casa Santa Marta, en la cual participaron sacerdotes y colaboradores del Consejo pontificio para el diálogo interreligioso. Parte de la homilía papal fue difundida por la radio Vaticana.

El Papa argentino comentó el episodio del Evangelio en el cual San Tomás, que no estaba presente en la primera aparición de Jesús a los apóstoles luego de la Resurrección, una semana después encuentra a Jesús y se niega a reconocerlo, hasta que pone las manos en sus heridas, según publica el sitio web ansa.it.

Jesús, observó el Papa, "quiso esperase una semana. El Señor sabe por qué hace las cosas. Y a cada uno de nosotros da el tiempo que él cree que sea mejor para nosotros. A Tomás concedió una semana".

San Tomás "era un testarudo. Pero el Señor quiso justamente un testarudo para hacernos entender una cosa más grande. 

Tomás vio al Señor, fue invitado a poner su dedo en las heridas de los clavos; poner la mano en el costado, y no dijo: "es cierto, el Señor resucitó!. Fue mucho más. Dijo: Dios! El primero de los discípulos que hace la confesión de la divinidad de Cristo tras la resurrección. Y adoró!

"Y así, prosiguió Jorge Bergoglio, se comprende cuál era la intención del Señor en hacerlo esperar: tomar también su incredulidad para llevarla no a la afirmación de la resurrección sino a la afirmación de su divinidad". 

El camino "para el encuentro con Jesús-Dios, subrayó son sus heridas. No hay otra cosa".

El Papa luego indicó en la historia de la Iglesia "algunos errores en el camino hacia Dios", algunos creyeron que el Dios viviente, el Dios de los cristianos "podemos encontrarlo en el camino de la medicación": eso es peligroso.

Cuántos se pierden en ese camino y no llegan. Llegan sí, quizás, al conocimiento de Dios, pero no de Jesucristo, hijo de Dios, segunda persona de la Trinidad. A eso no llegan".

"Otros, precisó, pensaron que para llegar a Dios tenemos que ser mortificados, austeros y eligieron el camino de la penitencia: solo la penitencia, el ayuno. Y ni siquiera éstos llegaron a Dios vivo, a Jesucristo Dios vivo".

Jesús dice que el camino para encontrarlo es el de encontrar sus heridas y "las heridas de Jesús se pueden encontrar haciendo obra de misericordia, dando al cuerpo y también al alma, pero al cuerpo, insisto, de tu hermano herido, porque tiene hambre, porque tiene sed, porque está desnudo, porque es humillado, porque es esclavo, porque está en la cárcel, porque está en un hospital. Esas son las heridas de Jesús hoy y Jesús nos pide hacer un acto de fe, a El pero a través de estas heridas".

Ayudar al prójimo está bien, comento el Pontífice, pero es necesario permanecer sólo en el plano de la filantropía, "tenemos que tocar las heridas de Jesús, acariciarlas, cuidarlas con ternura, tenemos que besar las heridas de Jesús y ésto literalmente. Pensemos, concluyó, qué le pasó a San Francisco cuando abrazó al leproso?. Lo mismo que a Tomás: su vida cambió!". 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios