11 de Diciembre de 2017

Mundo

Disputa diplomática por Islas Malvinas golpea al turismo

Dos cruceros desviaron su itinerario al archipiélago por protestas de Argentina; los isleños decidirán en 2013 su estatus político.

La opinión publica en las Malvinas se encuentra dividida respecto a su condición política. (Agencias)
La opinión publica en las Malvinas se encuentra dividida respecto a su condición política. (Agencias)
Compartir en Facebook Disputa diplomática por Islas Malvinas golpea al turismoCompartir en Twiiter Disputa diplomática por Islas Malvinas golpea al turismo

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Dos cruceros turísticos estadounidenses decidieron cancelar las escalas que tenían previstas en las Islas Malvinas, tras las protestas presentadas por el gobierno de Argentina, se informó este domingo.

El "MS Veendam" suspendió una escala en las Malvinas prevista para el viernes próximo, en tanto que el "AIDAcara" canceló una en Puerto Stanley (Puerto Argentino) para el 3 de diciembre, informa el portal Ansa Latina.
   
Ambos cruceros, propiedad de la empresa estadounidense Carnival Corp, iban a ser los primeros en hacer escala en las Malvinas durante la temporada de verano austral.
   
"Con respecto a nuestra escala en las Islas Falklands (Malvinas), cuando el clima sea bueno y predecible viajaremos, pero cuando no, y esto es lo que ocurre la mayor parte del tiempo, no lo haremos", declaró un portavoz del MS Veendam.
   
En tanto, un vocero portuario de Puerto Stanley envió un mensaje a través de una cuenta en la red social Twitter, en el que informó que el crucero "AIDAcara" que "tenía previsto visitar las islas el 3 de diciembre, canceló su visita debido a la situación política actual en Argentina".
   
"Es un duro golpe para todos los involucrados, esperemos que esto no continúe durante el resto de la temporada estival", agregó.

Conflicto Argentina-Gran Bretaña

En febrero pasado, al crucero de la línea P&O "Adonia" y al de Princess Cruises, "Star Princess", se les prohibió el ingreso al puerto argentino de Ushuaia, debido a que planeaban visitar las Malvinas. Según informó el periódico británico Mail on Sunday, la preocupación entre los habitantes de las Malvinas (kelpers) es que si las protestas de Argentina continúan, ello podría afectar el itinerario a las islas de otros cruceros.
   
Las escalas de cruceros se estiman le representan a la economía de las Malvinas al menos unos 16 millones de dólares, principalmente en visitas turísticas, gastos en restaurantes y hotelería.
   
Tras el hecho, el ministerio de Exteriores británico (Foreign Office) condenó las protestas argentinas, que ocurrieron el pasado 19 de noviembre. "Estamos profundamente preocupados al enterarnos que una compañía de cruceros tomó la decisión de cancelar una visita a las Islas Falklands tras un acto violento de intimidación contra su agente naviero en Buenos Aires", indicó un portavoz de la cancillería británica.
   
"Es vergonzoso que elementos dentro de un país grande como Argentina busquen estrangular la economía de un grupo pequeño de isleños. Semejantes acciones no benefician a nadie y sólo condenan a aquellos que más lo necesitan", agregó.
   
En ese sentido, el Foreign Office actualizó su página oficial por viajes turísticos a Argentina.
   
"Hubo recientes protestas contra intereses británicos en Argentina en el contexto de la alta exposición dada a las Islas Falklands durante 2012, el 30 aniversario por el conflicto bélico. Les pedimos (a los turistas británicos) que eviten acercarse a protestas y demostraciones en todas partes de Argentina", continuó la nota.

Boicot argentino

Según la cancillería, "la Confederación Argentina de Trabajadores Transportistas (CATT) aprobó un boicot de buques que navegan con bandera británica y algunas provincias argentinas han aprobado legislación prohibiendo la entrada a puertos de navíos que apoyen actividades de hidrocarburos en las Islas Falklands".
   
"El martes pasado, la temporada de cruceros turísticos por la Antártida fue demorada debido a huelgas en todo el país, incluidos puertos marítimos y aeropuertos", continuó.
   
El conflicto entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las islas se endureció este año, principalmente al conmemorarse el 30 aniversario de la Guerra de Malvinas (1982), por las crecientes actividades de exploración de hidrocarburos en el Atlántico Sur por parte de firmas británicas y por la militarización británica en la región.
   
Los habitantes de Malvinas tienen previsto votar el próximo año en una consulta sobre el estatus político de ese territorio, plebiscito que es rechazado por Argentina.
   
De acuerdo a los últimos sondeos de opinión, la mayoría de los "kelpers" quiere seguir siendo británico y considera que Malvinas debe seguir como Territorio de Ultramar del Reino Unido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios