19 de Enero de 2019

Mundo

Trump lleva su obsesión por el muro a cadena nacional y en horario estelar

El mandatario norteamericano hablará sobre la crisis humanitaria. Pero lo quiere hacer con la ayuda de los medios que tanto critica.

La administración central estadounidenses lleva 18 días parcialmente cerrada debido a que demócratas y republicanos no logran un acuerdo sobre el financiamiento para la construcción del muro fronterizo con México. (Foto: Flicker /avaaz)
La administración central estadounidenses lleva 18 días parcialmente cerrada debido a que demócratas y republicanos no logran un acuerdo sobre el financiamiento para la construcción del muro fronterizo con México. (Foto: Flicker /avaaz)
Compartir en Facebook Trump lleva su obsesión por el muro a cadena nacional y en horario estelarCompartir en Twiiter Trump lleva su obsesión por el muro a cadena nacional y en horario estelar

Redacción/SIPSE

CANCÚN.- Tras 18 días de cierre parcial del gobierno federal, a Estados Unidos le espera hoy una noche mediática muy agitada y al borde de una  declaratoria de emergencia nacional.

La intención del presidente Donald Trump de ofrecer un mensaje político en cadena nacional a las 21 horas (hora del este) desató desde ayer las pasiones y puso a las principales televisoras norteamericanas en una situación ética peculiar a partir de la tensa relación entre los medios y el inquilino de la Casa Blanca.

Trump apresura su mensaje a la nación para defender su muro en la frontera con México. Ya vía twitter adelantó que su propósito es hablar sobre la crisis humanitaria y de seguridad que se vive en el borde sur internacional. Pero lo quiere hacer con la ayuda de los medios que tanto critica.

Las cadenas ABC, CBS, NBC y Fox informaron la noche de ayer que aceptaban emitir el mensaje del presidente, algunas en directo. Pero la MSNBC todavía está considerando la solicitud.

Para un amplio espectro de medios de comunicación, el primer discurso de ocho minutos en cadena abierta de Donald Trump será un desafío a la verdad y a su posición como primeros informadores.

En las principales redacciones de noticias del país se teme que el magnate norteamericano emplee el tiempo aire para vender fakenews o noticias falsas sobre una crisis que es su entera responsabilidad.

Para la columnista de USA Today, Kurt Bardella, las compañías que consideren transmitir en vivo el mensaje del presidente deben considerar sus extrañas declaraciones durante su reunión de 90 minutos en el Gabinete la semana pasada.

“Darle tiempo a Donald Trump sin contexto o condiciones es francamente irresponsable. Sí: el público en general tiene derecho a escuchar al presidente, pero los medios de comunicación tienen la responsabilidad de proporcionar a su audiencia el contexto y los hechos”, apuntó la analista.

Por ese motivo, y en un hecho casi inédito, los adversarios políticos de Trump Nancy Pelosi y Chuck Schumer solicitaron a las cadenas televisivas el derecho de réplica inmediatamente después de la señal que se emitirá desde la oficina oval.

A través de un comunicado, ambos advirtieron que las palabras del presidente Donald Trump estarán “llenas de malicia y desinformación".

De acuerdo con un despacho de CNN, Atlanta transmitirá la respuesta Pelosi y Schumer justo al concluir el espacio de Trump. La respuesta de otras cadenas no ha sido confirmada.

Además de las faltas a la verdad en que puede incurrir el republicano, la oposición demócrata teme que el ejecutivo declare el estado de emergencia nacional en la frontera con México para seguir adelante con su plan de levantar el polémico muro fronterizo, cuyo costo aproximado es de unos 5 mil millones de dólares.

De darse ese anuncio, una serie de impugnaciones podrían poner en entredicho la autoridad del presidente.

Todd Carlson, experto en presupuesto de defensa en el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales, está convencido de que el problema para el gobierno del presidente Trump es que la seguridad fronteriza es, fundamentalmente, un tema de seguridad que no requiere del uso del ejército.

"Así que creo que estarían en un terreno legal inestable si intentan utilizar de esta forma las autoridades de emergencia, y es casi un hecho que terminarían en la corte".

La declaratoria de emergencia es un recurso del que los mandatarios estadounidenses echan mano en temas que han sido consensuados previamente. Lo hicieron George Bush tras los atentados a las Torres Gemelas en New York en 2001 y también Barack Obama ante la pandemia de la gripe AH1N1 en 2009.

Pero la transmisión televisiva que tendrá lugar en unas horas ha desatado reflexiones que, incluso, pueden transformar los criterios periodísticos con que suelten tratarse estos acontecimientos.

Bardella, por ejemplo, recomienda a los medios de comunicación lanzar el mensaje de Trump con un retraso de 15 a 30 minutos para que se puedan verificar sus declaraciones; rehusarse a emitir el discurso en su totalidad o solo los fragmentos verdaderamente noticiosos; obtener una copia anticipada del discurso y aceptar su emisión solo hasta que sea precisa y ofrecer espacios para rebatir al presidente.

“No se equivoquen al respecto. Si los medios de comunicación deciden emitir las declaraciones del presidente sin oposición ni filtro, son cómplices en la propagación de la propaganda y la desinformación al pueblo estadounidense”, advierte.

También te puede interesar: Trump organiza reunión sobre seguridad fronteriza en la Casa Blanca

Según El Financiero, en una ronda de entrevistas televisivas en la mañana de este martes, el vicepresidente Mike Pence dijo que Trump usará su discurso para explicar a sus compatriotas que hay "una crisis humanitaria y de seguridad" en la frontera sur.

"El congreso debe hacer su trabajo y venir a la mesa. El hecho es que lo que escuchamos durante el fin de semana es que los demócratas ni siquiera están dispuestos a negociar hasta que Trump reabra el gobierno. Los estadounidenses merecen algo mejor que eso", dijo Pence en el programa This Morning de CBS.

El shutdown o cierre parcial del gobierno ha dejado sin ingresos a 800 mil trabajadores de la administración federal. Su situación se resolverá hasta que republicanos y demócratas encuentren un punto de acuerdo para hacer cumplir la principal propuesta de campaña de Donald Trump un gran muro que, “si no les gusta de concreto, lo podemos hacer de acero”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios