23 de Septiembre de 2018

Mundo

Trump llega a Cleveland como un 'rockstar'

Cientos de personas aclamaron al magnate a su arribo a la ciudad... algunos incluso lloraron.

Boquiabiertas quedaron cientos de personas con el aterrizaje del helicóptero que llevaba a Donald Trump. (AP)
Boquiabiertas quedaron cientos de personas con el aterrizaje del helicóptero que llevaba a Donald Trump. (AP)
Compartir en Facebook Trump llega a Cleveland como un 'rockstar'Compartir en Twiiter Trump llega a Cleveland como un 'rockstar'

EFE
WASHINGTON, D.C.- ¡Luces, cámara, acción! Como en una escena de una película de James Bond, el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, hizo este miércoles un espectacular aterrizaje con su helicóptero privado en el centro de Cleveland (Ohio).

Bajo un sol de justicia y un cielo azul, cientos de periodistas y simpatizantes del magnate se congregaron en un descampado a orillas del lago Eire, entre el Museo de Ciencia de los Grandes Lagos y el estadio de fútbol americano de los Browns de Cleveland.

Visiblemente acalorada, la concurrencia esperaba la llegada de Trump y su compañero de fórmula y aspirante a la Vicepresidencia de EU, el gobernador de Indiana, Mike Pence, a la Convención Nacional Republicana, que se celebra en la ciudad desde el lunes.

Desde la azotea del museo, dos policías escrutaban el cielo con unos prismáticos que apuntaban a los rascacielos del perfil urbano de Cleveland y a las tranquilas aguas del inmenso lago, fronterizo con Canadá, donde fondeaban dos buques sobrevolados por gaviotas.

La llegada del multimillonario se esperaba a las 14:00 hora local (18:00 GMT) y, a medida que las agujas del reloj se acercaban a ese hito temporal, cundía la expectación en la explanada y sonaba por un altavoz el "Nessun Dorma" cantado por el gran Luciano Pavarotti.

Entrada triunfal

De repente, el "Trump Force One", como se conoce popularmente al Boeing 757-200 privado del magnate neoyorquino, apareció sobre el lago, en vuelo rasante de descenso hacia el aeropuerto, y todas las miradas de los presentes, boquiabiertos, se posaron en el aparato.

¡Click, click, click! Sonaron, como una metralleta, las cámaras de los reporteros gráficos apostados en una tarima, mientras el resto de los presentes se afanaba en captar una foto del avión con teléfonos celulares y se escuchaba un "¡Guau!" de admiración.

Mientras el "Trump Force One", nombre que parafrasea al avión del presidente de EU, el archiconocido "Air Force One", se perdía en la distancia, un runrún invadió el descampado y volvieron a sonar múltiples ¡Click, click, click!.

Sudorosos por el calor veraniego, los periodistas giraron la cabeza y vieron asomar a los cuatro hijos adultos del multimillonario (Donald Jr, Eric, Ivanka y Tiffany), protegidos por una nube de guardaespaldas y agentes del Servicio Secreto.

Fue una entrada digna de una alfombra roja en Hollywood en la que Ivanka y Tiffany, quienes lucían gafas de sol, zapatos de tacón alto y elegantes vestidos estivales, pusieron la nota de glamour.

Con el pelo recogido en un moño, Ivanka, que juega un papel crucial en la campaña de su padre, departía con los agentes, mientras Tiffany, con la melena al viento, no dejaba de sonreír.

La escena se animó con el rugido de un motor aéreo que devolvió todas las miradas al cielo: era, por fin, el helicóptero de Donald Trump, que había abordado tras bajarse del avión.

El autogiro, en cuya chapa azul brillaba en rojo el nombre de Trump, hizo dos vuelos rasantes en círculo antes de efectuar un suave aterrizaje que levantó una agradable brisa.

"¡Damas y caballeros, por favor, den la bienvenida a Cleveland al próximo presidente de EU, el señor Donald John Trump!", exclamó alguien por megafonía, acompasado por una atronadora música de tono épico.

América grande

Impecablemente trajeado y con una amplia sonrisa, el magnate emergió del helicóptero con el gobernador Pence, recibidos a pie de escalerilla por la familia de Trump y el fuerte dispositivo de seguridad, antes de hacer un paseíllo para acercarse a la prensa.

"Vamos a hacer a América grande de nuevo", dijo Trump, micrófono en mano y flanqueado por sus hijos, al mencionar el lema de su campaña.

"Quiero presentar a un hombre que se ha convertido en un amigo mío, alguien que va a ser un increíble vicepresidente de Estados Unidos: el gobernador Mike Pence", agregó Trump, al cederle el micrófono a su compañero entre aplausos y vítores de la multitud.

"Es un honor unirme a tu familia. Estoy convencido de que lo que empieza en Cleveland acabará en la Casa Blanca", comentó Pence, que hoy dará su discurso de aceptación como aspirante a la Vicepresidencia ante la Convención Republicana.

Tras pronunciar unas breves palabras, Trump, que clausurará la convención este jueves con su aceptación formal de la nominación presidencial, y Pence saludaron a delegados de su partido y curiosos que estallaron de júbilo al grito de "¡Mister Trump, Mister Trump!".

"Fue un momento muy emocionante ver aterrizar al próximo presidente de EU. Es un gran hombre que harán grandes cosas", dijo Donna Rowe, delegada de Georgia, quien llevaba adherida a la camisa una chapa rosa con el nombre del magnate entre dos corazones.

'Estoy llorando'

Más emocionada aún se mostró Susan McNeil, delegada de Nueva York, ciudad natal del multimillonario, quien no pudo contener unas lágrimas que desmaquillaron ligeramente su ojos.

"Es impresionante. Sí, estoy llorando", confesó McNeil, junto a su amiga Sandy King, quien manifestó su asombro por la "entrada triunfal" de un peliculero Donald Trump. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios