21 de Septiembre de 2018

Mundo

¿Dónde está Dios en los Estados Unidos?

La percepción del poder de la religión entre los estadunidenses presenta su nivel más bajo en la historia.

Los billetes de un dólar llevan inscrita la frase "En Dios Confiamos". (pennpoliticalreview.org)
Los billetes de un dólar llevan inscrita la frase "En Dios Confiamos". (pennpoliticalreview.org)
Compartir en Facebook ¿Dónde está Dios en los Estados Unidos?Compartir en Twiiter ¿Dónde está Dios en los Estados Unidos?

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- Para aproximadamente tres estadunidenses de cada cuatro (el 77%) la religión no parece tener tanta influencia en la vida del país como se afirmaba en el pasado.

Se trata del porcentaje más elevado de desconfianza hacia el poder de la fe que se ha registrado en los últimos 40 años, según un sondeo de la Gallup. Al mismo tiempo, un porcentaje parecido cree que esta pérdida de fe no es positiva para el país.

El 75% de los entrevistados considera que si los Estados Unidos fueran más religiosos sería un país mejor. Frank Newport, el responsable de Gallup, comentó: "Para bastantes ciudadanos no solo es algo positivo. Sucede, pero no les gusta a los estadunidenses".

El instituto Gallup llevó a cabo un sondeo telefónico entre el 2 y el 7 de mayo con 1535 personas, y tiene un margen de error de tres puntos percentuales (más o menos), de acuerdo con Vatican Insider. 

Según este estudio, el 77% de la población de los Estados Unidos declaró que la religión está perdiendo su influencia. Desde 1957, cuando se llevó a cabo el primer sondeo parecido, la percepción del poder de la religión en la vida de los estadunidenses nunca había sido tan baja.

No se indica el grado de religiosidad personal entre los estadounidenses, así como tampoco la práctica religiosa (como la asistencia a la misa), sino, más bien de qué forma los grandes sucesos y las tendencias modelan las opiniones compartidas con respecto a la fe. Por ejemplo, la revolución sexual, la guerra de Vietnam y el crecimiento de la “contracultura” han alimentado la percepción, desde la década de los 60, de que la religión se está desvaneciendo.

Los años en los que esta opinión había sido más alta fueron justamente 1969 y 1970, cuando el 75% de la población estadunidenses afirmaba que la religión estaba perdiendo su prestigio en la sociedad. Una imagen parecida dominó durante los años 1991 y 1004, y después, a partir de 2007 hasta nuestros días.

Los estadounidenses percibieron que los valores religiosos estaban aumentando su influencia enla vida pública en 1957, en 1962 y en algunos momentos particulares de la administración Regan. 

El punto más alto de esta percepción se dio (y ha sido el más alto en absoluto) después del atentado en contra de las Torres Gemelas de septiembre de 2001. Sin embargo, el sondeo no indica (y hubiera sido interesante) cuáles han sido los factores que han influido las opiniones relacionadas con la presencia de la fe.

Pero, de cualquier manera, los resultados del sondeo están fuertemente vinculados con la religiosidad personal de los entrevistados, según el Instituto Gallup. 

Más del 90% de las personas entrevistadas y que frecuentan normalmente celebraciones religiosas respondieron que tendrían un mejor país si los Estados Unidos fueran más religiosos. Este porcentaje desciende al 58% entre los entrevistados que frecuentan menos las Iglesias.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios