22 de Septiembre de 2018

Mundo

'Donde no hay trabajo, no hay dignidad': Francisco

El Papa ofreció esperanza a los desempleados italianos al recordar la vivencia de sus padres en la crisis de 1930 en Argentina.

El Papa ha hecho prioridad suya el acercamiento a los pobres. (Agencias)
El Papa ha hecho prioridad suya el acercamiento a los pobres. (Agencias)
Compartir en Facebook 'Donde no hay trabajo, no hay dignidad': FranciscoCompartir en Twiiter 'Donde no hay trabajo, no hay dignidad': Francisco

Agencias
CAGLIARI, Italia.- El papa Francisco criticó el domingo lo que describió como la adoración del dinero por parte de las grandes empresas, durante un viaje a una de las regiones más pobres de Italia, efectuado para ofrecer esperanza a los desempleados y a los empresarios que pasan apuros para mantenerse a flote.

El sumo pontífice hizo a un lado su discurso preparado y habló sobre la marcha ante miles de personas en la capital de Cerdeña, a quienes dijo que sabía bien lo que era sufrir una crisis financiera. 

Recordó que sus padres italianos, que migraron a Argentina antes de que él naciera, le hablaban de ello con frecuencia en casa, según publica AP.

"Mi joven padre fue a Argentina lleno de ilusiones de tener éxito en América", dijo un sombrío Francisco a la multitud. "Y sufrió la terrible crisis de la década de 1930. Lo perdieron todo. No tenían trabajo".

Dijo que es fácil para un sacerdote venir y decirle a los pobres que tengan valor, pero que él lo sentía de corazón. Entre gritos de "¡Lavoro! ¡Lavoro!" (¡Trabajo! ¡Trabajo!), el papa pidió por un trabajo digno para todos.

"Perdonen si mis palabras son duras, pero lo que digo es la verdad", dijo Francisco. "Donde no hay trabajo, no hay dignidad".

El desempleo en Italia es de 12%, y la tasa de paro entre los jóvenes alcanza 39,5%. En Cerdeña y el resto de las islas y del sur de Italia las cifras son peores, casi de 20% general y de 50% para los jóvenes.

El Papa le dijo a la multitud que el problema de Cerdeña no era exclusivo de la isla. Dijo que los problemas eran resultado de un sistema económico global "que gira en torno de un ídolo llamado dinero".

Francisco ha hecho del acercamiento a los pobres una prioridad en su pontificado.

"Es fácil decir `No pierdan la esperanza'", dijo. "Pero a todos los que tienen trabajo y a todos los que no, déjenme decirles: No dejen que les roben la esperanza".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios