18 de Noviembre de 2018

Mundo

Dreamers presionan a EU con desobediencia civil

La campaña nacional "#Not1More Deportation" acorrala al gobierno americano; piden aplicación de reforma migratoria.

El jueves, más de 100 manifestantes bloquearon la salida de camiones que transportaban migrantes. (Agencias)
El jueves, más de 100 manifestantes bloquearon la salida de camiones que transportaban migrantes. (Agencias)
Compartir en Facebook <i>Dreamers</i> presionan a EU con desobediencia civilCompartir en Twiiter <i>Dreamers</i> presionan a EU con desobediencia civil

Agencias
TEXAS, Estados Unidos.- Cada vez es más frecuente que los activistas pro inmigrantes recurran a la desobediencia civil para exigir el fin de las deportaciones y la aprobación de una reforma migratoria en Estados Unidos.

Durante la noche del jueves más de 100 manifestantes bloquearon un autobús que transportaba a inmigrantes en proceso de deportación, justo cuando el vehículo salía de las Oficinas de Inmigración y Aduanas (ICE) en San Francisco, California, reporta Notimex.

En las últimas dos semanas se presentaron eventos similares en Arizona; allí los activistas se encadenaron a las puertas de un centro de detención de inmigrantes, de una corte federal, y a los neumáticos de autobuses que transportan indocumentados.

La campaña nacional "#Not1More Deportation", que busca frenar las deportaciones masivas y es coordinada por la Red Nacional de Jornaleros Organizados (Ndlon), una agrupación con sede en Los Ángeles, California, es la responsable de los actos de desobediencia civil.

Al respecto comentó Marisa Franco, organizadora de Ndlon, que los actos de desobediencia surgen "absolutamente por la frustración y la impaciencia", ante el sufrimiento que las deportaciones causan a las familias de inmigrantes.

"Las comunidades de inmigrantes que están perdiendo a cientos de sus seres queridos todos los días por la deportación no pueden esperar a que el Congreso ponga fin a sus juegos políticos o a que el presidente redescubra su brújula moral", señaló Franco.

La activista asegura que "la gente va a tomar el poder de nuevo en sus propias manos y establecer un verdadero ejemplo de liderazgo que los que están en el gobierno tendrán que seguir".

"'Soñadores' violentos

Los "dreamers" o soñadores, jóvenes de origen mayormente latinoamericano que ingresaron como ilegales cuando eran niños y crecieron como americanos, son los que respaldan estos actos de desobediencia civil.

Estos jóvenes incursionaron en las oficinas de los legisladores federales para protagonizar "sentones" y exigir así la aprobación de la denominada "Dream Act", una iniciativa que les otorgaría la residencia legal.

La iniciativa no ha sido aprobada, pero el presidente Barack Obama creó bajo orden ejecutiva un Programa de Acción Diferida, que permite a estos estudiantes permanecer en el país por dos años sin temor a la deportación.

Pero al no tener acciones políticas contundentes, los jóvenes están probando una nueva estrategia para presionar a la Casa Blanca: salir del país e ingresar nuevamente para exigir asilo humanitario.

Los actos de desobediencia civil siguen en escalada, sobre todo cuando el pasado 8 de octubre, en forma espontánea, un grupo de activistas intentó impedir que agentes de la Patrulla Fronteriza tomaran en custodia a dos inmigrantes que habían sido detenidos por la policía de Tucson.

El reto 

El pasado 8 de octubre un grupo de activistas pro migrantes rodeó un vehículo de la Patrulla Fronteriza para impedir que trasladara a los dos hombres. Los uniformados los dispersaron con gas pimienta.

El 11 de octubre también hubo otro reto para las autoridades de Estados Unidos cuando un grupo de casi 80 personas realizó una manifestación frente a la Corte Federal en Tucson, bloqueando las entradas al edificio y los autobuses que transportan a los indocumentados en proceso de deportación.

Los manifestantes se encadenaron a las ruedas de dos autobuses que transportaban inmigrantes a la corte para una audiencia judicial en el que se decidiría su posible deportación.

La Corte Federal de Tucson suspendió las audiencias para realizar la deportación de los inmigrantes, lo que se interpretó como una victoria para los "dreamers".

La acción del jueves también se vio el pasado lunes cuando en el Centro de Detención de Inmigrantes de Eloy, Arizona, los activistas bloquearon los accesos a esa instalación por varias horas.

La táctica de bloqueo se repitió la noche del jueves en San Francisco, para impedir la salida de camiones con inmigrantes camino a la deportación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios