20 de Septiembre de 2018

Mundo

 / Ebola

'El ébola ya está aquí en España'

La enfermera infectada estaba de vacaciones cuando comenzó a presentar síntomas; ya buscan a quienes tuvieron contacto con ella.

Las autoridades desplegaron importante dispositivo de seguridad para el traslado de la enfermera infectada de ébola al hospital Carlos III de Madrid. (AP)
Las autoridades desplegaron importante dispositivo de seguridad para el traslado de la enfermera infectada de ébola al hospital Carlos III de Madrid. (AP)
Compartir en Facebook 'El ébola ya está aquí en España'Compartir en Twiiter 'El ébola ya está aquí en España'

Agencias
MADRID, España.- En el primer caso documentado de transmisión del ébola fuera de África Occidental, una enfermera española que participó en la atención de un misionero infectado en un hospital de Madrid dio positivo del virus, dijo la ministra de Sanidad de España.

La enfermera formó parte del equipo médico que atendió al sacerdote español de 69 años que murió el 25 de septiembre en un hospital de Madrid, el cual fue designado para la atención de pacientes de ébola después de la llegada del enfermo en avión desde Sierra Leona, donde era el director médico de un hospital en el que se cuidaba a infectados de este mal, dijo la ministra Ana Mato.

La funcionaria dijo que se están "tomando todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de toda la población".

Se cree que la enfermera se contagió del virus que portaba el sacerdote Manuel García Viejo, aunque también formó parte del equipo que atendió a otro sacerdote español que falleció de ébola en fecha anterior.

Más de 370 trabajadores de salud que laboran en África Occidental se han infectado durante el brote y más de la mitad han fallecido. Los médicos y enfermeras trabajan en la región en condiciones difíciles, atienden a pacientes en pabellones hacinados, a veces sin la protección adecuada.

Sin embargo, incluso bajo las condiciones ideales, los expertos advierten que cuidar a pacientes infectados con ébola siempre conlleva un riesgo.

El primer caso

La Organización Mundial de la Salud calcula que más de 3,400 personas han muerto en el brote de ébola mas reciente.

La OMS confirmó el lunes en la noche que no se había presentado alguna transmisión del virus fuera de África Occidental en el actual brote antes del caso de la enfermera española.

Fadela Chaib, portavoz de la OMS, dijo a The Associated Press que los únicos casos confirmados correspondían a África Occidental y Estados Unidos, sin ninguno conocido fuera de la región.

La organización aguarda que las autoridades españolas le comuniquen oficialmente el caso, agregó.

La enfermera española se había ido de vacaciones el día después de la muerte del sacerdote, pero el domingo acudió con fiebre a un hospital público en el que fue puesta en una unidad de aislamiento, en el municipio de Alcorcón, que pertenece a la comarca del área metropolitana de Madrid. Mato dijo que la infección fue confirmada mediante dos exámenes.

Antonio Alemany, director de atención primaria de la comunidad de Madrid, dijo a la prensa que la enfermera no tenía otros síntomas salvo la fiebre y que las autoridades elaboraban una lista de las personas con las que ella tuvo contacto a fin de darles seguimiento.

Alemany no precisó el lugar en el que la enfermera, casada y sin hijos, pasó sus vacaciones. Tampoco señaló si las autoridades de salud comenzaron a revisar a las personas con las que tuvo contacto en el lugar en que vacacionó.

Escoltada

Ella es la única persona en cuarentena por el ébola en España, aunque se da seguimiento a su esposo y otros trabajadores médicos que la cuidaron durante su admisión el domingo en el hospital. Las autoridades no facilitaron detalles sobre la forma en que vigilan a estas personas.

La enfermera había cuidado a García Viejo, que estaba a cargo del hospital San Juan de Dios en Lunsar, Sierra Leona.

En agosto también atendió al sacerdote español Miguel Pajares, de 75 años, que fue traído en avión a España desde Liberia. Pajares falleció después de que se le suministrara el medicamento experimental SMapp contra el ébola.

Las autoridades afirman que a García Viejo no se le dio el tratamiento porque había escasez del medicamento a nivel mundial.

En los primeros minutos del martes, la enfermera fue transferida del hospital en Alcorcón al hospital Carlos III en Madrid, donde se atendió a ambos sacerdotes fallecidos. Fue trasladada en una caravana de ambulancias con escolta policial.

Ahí, los encargados de limpieza recibieron un curso de seguridad muy estricto, aunque dijeron entender poco: "cómo no vamos a tener miedo de venir a trabajar si el ébola ya está aquí en España", lamentaron.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios