24 de Septiembre de 2018

Mundo

 / Egipto

'¡Mursi, lárgate!'

Decenas de miles de manifestantes se concentraron en la plaza Tahrir de El Cairo para exigir la renuncia de el presidente.

Los manifestantes aseguran que no dejaran la plaza hasta que Mursi se vaya. (Agencias)
Los manifestantes aseguran que no dejaran la plaza hasta que Mursi se vaya. (Agencias)
Compartir en Facebook '¡Mursi, lárgate!'Compartir en Twiiter '¡Mursi, lárgate!'

Agencias
EL CAIRO, Egipto.- Decenas de miles de manifestantes que exigen la renuncia del presidente, Mohamed Mursi, están concentrados en la plaza Tahrir de El Cairo, así como militares en la televisora estatal, cuando ya ha expirado el ultimátum lanzado por las Fuerzas Armadas contra el jefe de estado islamista.

"¡Lárgate!", gritaban los manifestantes dirigiéndose a Mursi, que en la víspera pronunció un discurso rechazando el ultimátum de las Fuerzas Armadas y diciendo que no iba a renunciar.

"El discurso nos ha alentado a pedir aún más fuerte su partida", dijo Maher, un manifestante de 55 años, en diálogo con la AFP.

"Nos quedaremos en la plaza Tahrir hasta que se vaya y será hoy si Dios quiere", agregó.

La mayoría de los manifestantes llevaban carteles que dicen "¡Mursi, lárgate!" y otro cartel pedía "Agua, electricidad, carburante".

Una joven manifestante con velo, Ruaya, 19 años, rechazó el discurso de Mursi, en el que hizo valer la "legitimidad" obtenida en la primera elección democrática de la historia del país.

"Repitió al menos mil veces la palabra legitimidad como si nosotros no existiéramos. La legitimidad depende del pueblo que hoy manifiesta en todos lados contra él", dijo Ruaya.

"Hoy las Fuerzas Armadas son la única institución que nos protege", dijo Abir, una manifestante de 40 años, mientras a su alrededor el gentío gritaba "ejército y pueblo unidos".

También se registraban manifestaciones anti Mursi en otras ciudades egipcias, como Alejandría (norte) y Port Said, en el Canal de Suez.

Desde el inicio de las manifestaciones el domingo, se registraron en la plaza Tahrir y sus alrededores una centena de agresiones sexuales, informó el miércoles la organización Human Rights Watch (HRW).

No renunciará

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, rechazó ayer presentar su renuncia como reclama la oposición, y recordó que llegó al cargo mediante “elecciones democráticas”.

Insistió en repetidas ocasiones a lo largo de su discurso, trasmitido en cadena nacional, que la legitimidad constitucional está con él y que por ello no piensa dejar su cargo.

“Me aferraré a esta legitimidad”, dijo el islamista durante un discurso transmitido por televisión. “Mi vida es el precio para proteger la legitimidad”, y “si mi sangre fuera el precio para mantener la legitimidad, estoy dispuesto a ello, en beneficio de la estabilidad de la nación”, agregó.

Anunció además una iniciativa para la formación de un gobierno de unidad nacional y un comité para enmendar la Constitución.

Dentro de esa iniciativa se abordará con las fuerzas políticas la celebración de elecciones legislativas en un plazo de seis meses, tras reformar la Constitución.

También prometió una serie de medidas para alcanzar un consenso con los opositores, incluyendo el reemplazo del gabinete.

Previamente, el líder egipcio instó al ejército a retirar el ultimátum emitido el lunes para que “atienda las demandas del pueblo” y que expira hoy, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

“El presidente Mohamed Mursi confirma que adhiere al orden constitucional, rechaza cualquier intento de quebrarlo, insta a las Fuerzas Armadas a retirar su advertencia y rechaza cualquier condición interna o extranjera”, reveló la presidencia a través de la cuenta de Twitter del mandatario.

También culpó de los problemas sociales y económicos desde que asumió el cargo, hace un año, a la corrupción y a miembros del antiguo gobierno.

Los “remanentes del viejo régimen” se aprovechan de la ira de la juventud egipcia para sus objetivos, dijo. “Este viejo grupo criminal no quiere una democracia”, solamente quiere “sembrar el caos y la violencia”, alertó Mursi.

Diálogo con el Ejército

Por su parte el principal defensor de la democracia en Egipto, Mohamed ElBaradei, y clérigos musulmanes y cristianos coptos de alto rango se reunieron el miércoles con el jefe del Ejército egipcio a fin de discutir un plan político para el país sólo horas antes de que venciera el plazo de un ultimátum de la fuerzas militares al presidente islamista.

La reunión indicó que el Ejército estaba dando pasos más concretos hacia la implementación de su propio plan para reemplazar al presidente Mohamed Morsi, el primer mandatario electo democráticamente en Egipto y quien asumió el cargo hace un año.

Bajo un plan revelado a los medios oficiales, las fuerzas armadas instalarían un nuevo liderazgo temporal, disolverían el Parlamento dominado por islamistas y suspenderían la Constitución respaldada por islamistas.

Las fuerzas militares han señalado que implementarán su plan una vez que venza su ultimátum de dos días a Morsi, entre las 4:00 y 5:00 de la tarde (1400-1600 GMT).

El vocero de la oposición, Khaled Dwoud, anunció el encuentro en una entrevista telefónica con la televisión estatal.

ElBaradei es el líder del principal grupo de la oposición, el Frente de Salvación Nacional. Estuvo acompañado en la reunión por el jefe de las fuerzas armadas, general Abdel-Fatá el-Sissi; por el jeque Ahmed el-Tayeb, gran imán de la mezquita Al-Azhar y el papa Tawadros II, patriarca de la minoría cristiana copta de Egipto.

Militares egipcios en televisora estatal

Miembros de la televisora estatal de Egipto informaron que había militares presentes en la sala de redacción de la influyente emisora, supervisando su transmisión poco antes de que venza el ultimátum que el ejército dio al presidente islamista Mohamed Morsi.

Los empleados dijeron que oficiales del departamento de información del ejército estaban revisando la transmisión miércoles, pero sin interferir.

Los militares también reforzaron la presencia de tropas al interior del edificio, dijo el personal, a pesar de que no se les podía ver desde fuera.

El ejército parecía estar endureciendo su control de las principales instituciones del país antes de que venza el ultimátum que dio al presidente.

(Con información de AFP, The Associated Press y Milenio)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios