20 de Septiembre de 2018

Mundo

Egipto y Hermanos Musulmanes abren un nuevo frente de batalla

El Gobierno jordano causó una fuerte polémica al contratar imanes egipcios en sus mezquitas.

Soldados antidisturbios egipcios lanzan gas lacrimógeno durante los enfrentamientos con seguidores de los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes cerca de la universidad de El Cairo, Egipto. (Archivo/EFE)
Soldados antidisturbios egipcios lanzan gas lacrimógeno durante los enfrentamientos con seguidores de los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes cerca de la universidad de El Cairo, Egipto. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Egipto y Hermanos Musulmanes abren un nuevo frente de batallaCompartir en Twiiter Egipto y Hermanos Musulmanes abren un nuevo frente de batalla

EFE
AMMÁN, Jordania.- La polémica decisión del Gobierno jordano de contratar a imanes egipcios en sus mezquitas ha abierto un nuevo frente de batalla entre los Hermanos Musulmanes, cuyo brazo en Jordania ha criticado la maniobra, y Egipto.

La Embajada egipcia emitió un duro comunicado en el que respondía a las acusaciones del Frente de Acción Islámica (FAI, el partido en Jordania de los Hermanos Musulmanes), que ha pedido al Ejecutivo que detenga su plan bajo el argumento de que los clérigos trasladarán a su país "el estado de división que vive Egipto".

En su nota, la legación diplomática defendió a los imanes egipcios que viajarán a Jordania, graduados de la prestigiosa institución islámica de Al Azhar, y los calificó de moderados en sus enseñanzas religiosas.

"Quienes llaman a la división no son los imanes de las mezquitas egipcias, sino una cierta ideología que busca por todos los medios extender la violencia y el terrorismo intelectual distorsionando lo valores y principios del islam para conseguir objetivos políticos", señaló la nota, en alusión a la Hermandad.

Para la embajada egipcia, "todas las partes del pueblo egipcio coinciden en erradicar ese pensamiento destructivo que intenta penetrar en Egipto y sus estados hermanos".

La reacción egipcia ha hecho escalar la tensión con los Hermanos Musulmanes jordanos, quienes han arremetido contra esta nueva andanada de El Cairo contra sus intereses.

"La nota de la embajada contiene un ataque grosero y una incitación contra la Hermandad que representa una injerencia en los asuntos internos de Jordania", dijo hoy a Efe el presidente del Consejo Consultivo de la cofradía, Ali Abdul Sukar.

De esta forma, alertó de que "aquellos a cargo del golpe en Egipto (contra el islamista Mohamed Mursi) solo permitan venir a Jordania a quienes lo apoyan, y estos harán lo posible por sembrar la división".

Según Abdul Sukar, Jordania ha recibido presiones del Gobierno egipcio y de aliados árabes como Arabia Saudí o Emiratos Árabes Unidos para tomar medidas contra los Hermanos, pero que estas no han fructificado ya que "el régimen se ha dado cuenta de que no le interesa reprimir un movimiento muy arraigado en la sociedad".

En opinión del analista y columnista del diario independiente Al Ghad Fahd Jitan, las preocupaciones de la organización islamista al respecto de los nuevos imanes "podrían estar justificadas".

"La Hermandad en Jordania teme que la represión en Egipto pueda convertirse en una campaña internacional contra ella similar a la que se lanzó contra grupos terroristas como Al Qaeda", señaló.

Meses después de derrocar a Mursi el pasado 3 de julio, el Gobierno promilitar decidió designar a los Hermanos Musulmanes como "grupo terrorista", tras un atentado en la provincia de Dakahliya en diciembre.

Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin siguieron el ejemplo egipcio en marzo y retiraron a sus representantes diplomáticos de Catar, acusando a este país de apoyar al depuesto Mursi.

Jitan considera que Jordania "no ha sufrido presión" por parte de sus aliados, pero es evidente que estos esperan que Ammán adopte medidas similares.

Para este experto, esa posición independiente de Jordania frente al contencioso quedó evidenciada la pasada semana, cuando el rey Abdalá II recibió al emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, quien supuestamente pidió al monarca hachemí su apoyo.

Por su lado, el director del Centro de Estudios de Oriente Medio, con sede en Ammán, Jawad Hamad, criticó al Gobierno jordano por su decisión de emplear a imanes egipcios, que considera contraproducente para su intención de reducir la tasa de desempleo.

"El reclutamiento de imanes egipcios, que son ajenos a la cultura de la sociedad jordana, abrirá la puerta a nuevos problemas en el país", dijo a Efe.

Hamad comparte la opinión del analista Jitan de que el régimen jordano no se plegará a las presiones contra la Hermandad, "porque piensa que el grupo ha sido siempre un elemento de estabilidad en el país y una parte integral del entorno político".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios