22 de Octubre de 2018

Mundo

'El maligno es astuto y nos ilusiona': Papa Francisco

El pontífice afirmó que 'la alegría de Dios es perdonar', y llamó a salir del círculo del mal.

'Sólo el amor llena los vacíos', afirmó el Papa. (Agencias)
'Sólo el amor llena los vacíos', afirmó el Papa. (Agencias)
Compartir en Facebook 'El maligno es astuto y nos ilusiona': Papa FranciscoCompartir en Twiiter 'El maligno es astuto y nos ilusiona': Papa Francisco

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco dijo este domingo en el Angelus dominical que "la misericordia es la verdadera fuerza que puede salvar al hombre y al mundo del 'cáncer' que es el pecado, el mal moral, espiritual" y destacó que "la alegría de Dios es perdonar".

"Sólo el amor llena los vacíos, las cosas negativas que el mal abre en los corazones y en la historia", manifestó el Pontífice.

Jorge Bergoglio dijo que "la alegría de Dios es perdonar" y agregó: "Aquí está todo el Evangelio, está todo el cristianismo. Pero miren que no es sentimiento, ¡no es buenismo!", de acuerdo con Ansa Latina.

"Es la alegría de un pastor que encuentra a su oveja -observó el Pontífice- la alegría de una mujer que encuentra su moneda, es la alegría de un padre que recibe en su casa al hijo que se había perdido, era como muerto y volvió a la vida, a casa".

"Es el amor por Dios y por el prójimo que da cumplimientos a todos los mandamientos"

Según el Pontífice, "Jesús es toda misericordia, todo amor, es Dios hecho hombre. Cada uno de nosotros es esa oveja perdida, la moneda perdida, cada uno de nosotros es ese hijo que consumió su propia libertad, siguiendo ídolos falsos, espejismos de felicidad y perdió todo. Pero Dios no nos olvida, el Padre no nos abandona nunca".

Dios "respeta nuestra libertad -añadió- pero permanece siempre fiel. Y cuando volvemos a él, nos recibe como hijos en su casa, porque en ningún momento deja de esperarnos con amor. Y su corazón está de fiesta por cada hijo que retorna".

El papa Francisco afirmó luego que "si vivimos según la ley ojo por ojo, diente por diente, no salimos del círculo del mal".

Bergoglio, durante el Angelus, sostuvo que "el maligno es astuto y nos ilusiona que con nuestra justicia humana podemos salvarnos y salvar al mundo. En realidad, ¡sólo la justicia de Dios nos puede salvar!".

"¿El peligro cuál es?", preguntó el Pontífice, y dijo: "Que nosotros presumimos ser justos y juzgamos a los otros. Juzgamos también a Dios, porque pensamos que debería castigar a los pecadores, condenarlos a muerte, en vez de perdonar".

"Si en nuestro corazón no hay misericordia -dijo luego el Papa-, la alegría del perdón, no estamos en comunión con Dios, si bien respetamos todos los preceptos, porque es el amor que salva, no sólo la práctica de los preceptos. Es el amor por Dios y por el prójimo que da cumplimientos a todos los mandamientos".

Por otra parte, el Papa manifestó alegrarse por el gran compromiso que existe en la Iglesia en Italia con las familias y para las familias, y que es un fuerte estímulo también para las instituciones y para todo el país. Adelante por este camino de la familia", al referirse a la semana social de los católicos que se cierra en Turín, noroeste del país.

En un significativo "fuera de programa", el Pontífice invitó a un cierto punto a los fieles a rezar en silencio por las personas con las cuales uno está enojado.

"Les pido una cosa ahora -dijo- en silencio todos pensamos, cada uno piense a una persona con la cual no está bien, lo que no nos hace sentir bien".

Lleno de alegría

El papa Francisco, al término del Angelus en plaza San Pedro, recordó que el "sábado en Argentina fue proclamado Beato José Gabriel Brochero, sacerdote de la diócesis de Córdoba, nacido en 1840 y muerto en 1914".

"Empujado por el amor a Cristo se dedicó enteramente a su gente, para portar a todos al reino de Dios con inmensa misericordia y cuidado por las almas", subrayó.

"Estaba con la gente y trataba de llevar a tantos otros a los ejercicios espirituales", dijo Jorge Bergoglio, sobre el llamado cura gaucho.

"Al final estaba ciego y leproso pero lleno de alegría, la alegría del buen Pastor", destacó.

"También ustedes con esta lluvia y están aquí, son valientes, bravos", sostuvo al dirigirse a los fieles reunidos para el Angelus bajo una fuerte lluvia, mientras justamente hablaba del cura gaucho Brochero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios