25 de Septiembre de 2018

Mundo

Ancianos, indispensables para la sociedad: Papa Francisco

El Pontífice subrayó que la Iglesia 'debe dar ejemplo a todas las sociedades' del hecho que las personas ancianas, 'pese a los inevitables achaques',

Los ancianos "llevan consigo la memoria y la sabiduría de la vida, para transmitirlas a los otros y participan a pleno título de la misión de la Iglesia", indicó el papa Francisco. (SIPSE)
Los ancianos "llevan consigo la memoria y la sabiduría de la vida, para transmitirlas a los otros y participan a pleno título de la misión de la Iglesia", indicó el papa Francisco. (SIPSE)
Compartir en Facebook Ancianos, indispensables para la sociedad: Papa FranciscoCompartir en Twiiter Ancianos, indispensables para la sociedad: Papa Francisco

Agencias
EL VATICANO.- El papa Francisco subrayó el sábado que la Iglesia "debe dar ejemplo a todas las sociedades" del hecho que las personas ancianas, "pese a los inevitables achaques", a veces también serios, son siempre importantes, indispensables".

Esto lo afirmó el Pontífice en la audiencia en el aula Pablo VI a los participantes de la Conferencia Internacional del Consejo Pontificio para los operadores sanitarios, dedicada al tema de las patologías neurodegenerativas, publica ANSA Latina. Hace unos días el prelado señaló en la homilía dominical que "un pueblo que no respeta los abuelos no tiene futuro".

Los ancianos "llevan consigo la memoria y la sabiduría de la vida, para transmitirlas a los otros, dijo Jorge Bergoglio, y participan a pleno título de la misión de la Iglesia". "Recordamos que la vida humana, agregó, conserva siempre su valor antes los ojos de Dios, más allá de toda visión discriminante".

El papa Francisco pidió que haya una fuerte atención a la asistencia a los enfermos de Alzheimer y al sostén a las familias de los pacientes. "Es importante el soporte de ayuda y de servicios adecuados, destinados al respeto de la dignidad, de la identidad, de las necesidades de la persona asistida, pero también de los que asisten, familiares y operadores profesionales", dijo a los participantes en el aula Pablo VI.

"Esto es posible sólo en un contexto de confianza y en el ámbito de una relación recíprocamente respetuosa. Así vivida, la cura se convierte en una experiencia muy rica tanto profesional como humana; en caso contrario se convierte en algo muy parecido a la simple y fría tutela física", subrayó.

"Se hace necesario", agregó. Y luego amplió que "comprometerse para una asistencia que junto al tradicional modelo biomédico, se enriquezca de espacios de dignidad y de libertad, lejanos de los silencios que con demasiada frecuencia circundan a las personas en ámbito asistencial".

Para Francisco, la "prolongación de las expectativas de vida, intervenida en el siglo XX, implica que un número creciente de personas va al encuentro de patologías neurodegenerativas, con frecuencias, acompañadas de un deterioro de las capacidades cognitivas".

Estas patologías, concluyó, embisten al mundo socio sanitario tanto del lado de la investigación como el de la asistencia y de la cura en las estructuras socio-asistenciales como también en la familia, que sigue siendo el lugar privilegiado de recepción y de cercanía.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios