19 de Septiembre de 2018

Mundo

El Papa Francisco recibe a Angela Merkel

Ambos manifestaron preocupación por las numerosas víctimas de la crisis económica europea.

El Papa habló en privado con Merkel durante 45 minutos en el Palacio Apostólico. (Agencias)
El Papa habló en privado con Merkel durante 45 minutos en el Palacio Apostólico. (Agencias)
Compartir en Facebook El Papa Francisco recibe a Angela Merkel Compartir en Twiiter El Papa Francisco recibe a Angela Merkel

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco recorrió el sábado la Plaza de San Pedro para saludar a decenas de miles de personas que asistieron a una jornada de oración, música y discursos, y abrazó al hermano de un político paquistaní que fue asesinado en su país después de reclamar mayor libertad religiosa para los cristianos allí.

Poco antes, el pontífice recibió a la canciller federal alemana Angela Merkel, que hizo una breve visita a Roma, consciente de la importancia de los votantes cristianos para las elecciones de septiembre. Ambos manifestaron preocupación por las numerosas víctimas de la crisis económica europea.

El papa argentino continuó las campañas de sus dos predecesores, el polaco Juan Pablo II y el alemán Benedicto XVI, para vigorizar el cristianismo en un continente en el que la cifra de fieles ha disminuido, según publica The Associated Press.

La amplia plaza frente a la Basílica de San Pedro era tradicionalmente el límite para que los pontífices saludaran a los fieles en las reuniones al aire libre en la Santa Sede, pero el papa Francisco sigue extendiendo los límites.

En un jeep blanco abierto, el pontífice recorrió la plaza para saludar a los fieles que lo habían aguardado durante horas en la jornada vespertina destinada a estimular a los católicos a vigorizar su fe. El Vaticano calculó la multitud en 200 mil personas.

El partido demócrata cristiano de la canciller depende en gran medida del apoyo de los votantes protestantes y católicos

Con saludos joviales y a veces arrojando besos a la entusiasta multitud, Francisco traspuso con el papamóvil el extremo de la plaza y siguió en parte por la avenida que va del Vaticano al río Tíber antes de dar la vuelta. Durante el recorrido pasó por cafés, tiendas de regalos y un hotel popular entre los peregrinos.

Francisco también abrazó a Paul Bhatti, un orador en la jornada. Su hermano Shahbaz, un ministro del gobierno paquistaní, fue asesinado en 2011 después de reclamar reformas a una ley sobre blasfemia lesiva para los cristianos.

Antes, durante la jornada, el Papa habló en privado con Merkel durante 45 minutos en el Palacio Apostólico.

El partido demócrata cristiano de la canciller depende en gran medida del apoyo de los votantes protestantes y católicos, y el encuentro con el papa podría representar un impulso a su campaña reelectoral para alguien identificada por los europeos como paladín de la reducción de la deuda pública a costa de una dolorosa austeridad.

Por su parte, el Vaticano recibe de buen grado a todo aliado en su campaña por afianzar a las sociedades europeas en su tradición de raíces cristianas. La Iglesia también busca apoyo en nombre de los cristianos que enfrentan persecución en el mundo.

El papa fustigó el jueves lo que calificó de "culto del dinero" en un sistema financiero global que acaba tiranizando a los pobres del mundo en vez de ayudarlos.

Cuando se le preguntó si habían hablado sobre las recientes críticas del pontífice, Merkel respondió que trataron sobre la regulación de los mercados financieros.

"La regulación de los mercados financieros es nuestro problema central", dijo la canciller, que recibió a la prensa en terrenos del Vaticano. "Estamos avanzando, pero todavía no estamos donde pretendemos, donde podamos asegurar que no volverá a ocurrir un descarrilamiento del mercado social".

"Debería ser así: la economía está para servir al pueblo. En los últimos años no ha sido así para nada", agregó.

Italia, España, Irlanda, Portugal y especialmente Grecia han visto a sus gobiernos concentrarse en la reducción de la deuda mientras reducían los gastos estatales. Con el crecimiento paralizado ha aumentado el desempleo, especialmente entre los jóvenes. Los negocios, muchos de ellos operados por familias en el sur de Europa, han quebrado a medida que se agotaban los préstamos bancarios.

Según un comunicado del Vaticano, Francisco y Merkel se concentraron en temas de "interés común, incluida la situación sociopolítica, económica y religiosa en Europa y en el mundo".

"En particular, hablaron sobre salvaguardar los derechos humanos, acerca de las persecuciones sufridas por cristianos, la libertad religiosa y la colaboración internacional para promover la paz", agregó la Santa Sede.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios