21 de Octubre de 2018

Mundo

El Pentágono despediría a miles de soldados

El recorte afectaría a miles de empleados civiles y el programa de salud y pensiones.

La mayor propuesta de recorte estaría reflejada en los costos operativos del Pentágono. (Archivo/SIPSE)
La mayor propuesta de recorte estaría reflejada en los costos operativos del Pentágono. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook El Pentágono despediría a miles de soldadosCompartir en Twiiter El Pentágono despediría a miles de soldados

Agencias
WASHINGTON, D.C.- El Departamento de Defensa podría recortar 60,000 soldados más de lo planeado y 50,000 empleados civiles sin dañar el poder de combate de Estados Unidos, dijeron cuatro exmiembros del Estado Mayor Conjunto en un nuevo reporte sobre estrategia militar y gasto.

En el reporte publicado el martes se recomienda un recorte presupuestal de aproximadamente 50,000 millones de dólares. 

El informe fue elaborado por un panel de 17 miembros que incluyó a dos vicepresidentes del Estado Mayor, un ex jefe de la Fuerza Aérea y un ex jefe de la Armada. 

En el reporte redactado para el Stimson Center, los autores sugirieron recortes que dijeron reemplazarían las rebajas automáticas y generalizadas en el presupuesto del Pentágono contempladas en un acuerdo de reducción de déficit firmado hace dos años. El Stimson Center es un grupo de estudios sobre seguridad global no partidista con sede en Washington.

Para 2017 habría en tropas activas 490 mil soldados; en 5 años ahorrarían hasta 2 mil millones de dólares

La mayor propuesta de recorte -22,400 millones de dólares en el año fiscal que inicia en octubre del próximo año- sería en costos operativos como empleados civiles, personal de cuarteles generales y contratistas, así como en una reforma de programas de salud y pensiones, señaló el reporte.

"El Departamento de Defensa no es un programa de empleos", dijo Barry M. Blechman, uno de los autores y un cofundador de Stimson, en una conferencia en el Capitolio en la cual fue presentado el reporte.

Agregó que legisladores han "obstaculizado" algunos recortes porque significan pérdida de empleos entre sus votantes.

Otro ahorro de 21,400 dólares vendría de recomendaciones para reestructurar y reducir la fuerza. "Éstas mantendrían robustas las fuerzas aérea, naval y de operaciones especiales y aumentaría la inversión en capacidad informática, pero reducirían las fuerzas activas más acordes para guerras prolongadas", indicó el centro en un comunicado, refiriéndose a recortes recomendados principalmente en tropa de tierra.

El Pentágono ha estado buscando recortes en las mismas áreas, pero a escalas más pequeñas.

Por ejemplo, funcionarios ya planean reducir la fuerza uniformada, recortando las tropas de una cifra récord de 570,000 en tiempo de guerra a 490,000 para 2017. 

El nuevo reporte recomienda bajar la cifra a 450,000 soldados. Además recomienda una fuerza en las Tropas de Desembarco de 160,000, casi 22,000 soldados de la Marina menos de los considerados en el plan actual.

El secretario de Defensa Chuck Hagel anunció a mediados de julio un plan para ahorrar hasta 2,000 millones de dólares en cinco años a través del recorte de personal y gastos en su oficina.

Inevitable crisis

Este lunes el Pentágono advirtió que los soldados y militares recibirán con retraso sus salarios si el Congreso no logra un acuerdo sobre el gasto público.

Si las dos Cámaras del Congreso, divididas entre demócratas y republicanos, no acuerdan un plan presupuestario antes del 30 de septiembre -fecha en la que termina el año fiscal-, los militares estadounidenses, entre otros, se verían afectados por la crisis financiera que será inevitable en EU.

El portavoz del Pentágono, George Little, advirtió que si no se logra un consenso sobre el presupuesto, el pago de salarios a los militares y soldados podría retrasarse. "Se le pagará, pero tal vez no a tiempo", sostuvo. 

En cuanto a los civiles se les dijo que debían presentarse el martes para conocer si seguirán trabajando o recibirán una licencia obligatoria no remunerada.

Queda menos de una semana para que el Congreso pueda llegar a un compromiso presupuestario. En caso de que las dos Cámaras del Congreso no alcancen un acuerdo, el Gobierno se verá obligado a suspender la ejecución de los gastos discrecionales que considere no esenciales, tal y como ya sucedió a finales de 1995 y comienzos de 1996 durante la presidencia de Bill Clinton.

(Con información de AP y Actualidad RT)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios