17 de Diciembre de 2018

Mundo

Elecciones en Chile: el ultimo grito de batalla del pinochetismo

Sebastián Piñera fracasó en su proyecto de formar una derecha abierta, señala experta en tema electoral.

Una experta electoral asegura que los partidos de coalición apoyan a Michelle Bachelet porque la necesitan. (Archivo/EFE)
Una experta electoral asegura que los partidos de coalición apoyan a Michelle Bachelet porque la necesitan. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Elecciones en Chile: el ultimo grito de batalla del pinochetismoCompartir en Twiiter Elecciones en Chile: el ultimo grito de batalla del pinochetismo

Agencias
SANTIAGO, Chile.- Las elecciones presidenciales del domingo en Chile marcarán el "ultimo grito de batalla del pinochetismo" con una candidata que no logra aunar a la derecha y, por el contrario, se anticipa una debacle electoral, de acuerdo a las encuestas.

Para Marta Lagos, directora de Latinobarómetro, "una cosa es el resultado de la elección y otra decir que no hay votantes de derecha. Seguramente, se van a quedar en sus casas, pero siguen siendo la mitad de este país, lo que pasa es que no quieren esta derecha que está detrás de Evelyn Matthei". 

En diálogo con ANSA, la socióloga y experta electoral explicó que la derecha no logra un gobierno sucesivo "porque no logra dar una respuesta a esta derecha alejada del Pinochetismo". 

"Sebastián Piñera fracasó en su proyecto de formar una derecha abierta y no se erigió como jefe de su coalición sino que se dedicó a gobernar solamente", añadió. 

"Es lo mismo que le pasó a Michelle Bachelet en su primer gobierno, ella entró por la ventana y los partidos de la coalición no la apoyaban. Hoy eso es distinto y detrás de ella están todos los partidos porque la necesitan", comparó Lagos. 

Aseguran que la derecha no logra un gobierno sucesivo porque no logra dar una respuesta a esta derecha alejada del Pinochetismo 

Según la directora de Latinobarómetro, "perfectamente Andrés Velasco, el exministro de Hacienda del gobierno de Bachelet, podría encabezar a una nueva derecha". 

La derecha, abundó no está tan lejos del centro y apuntó que la candidatura de Matthei "es el último grito de batalla de esta extrema derecha que se expresa en la UDI".

Lagos explicó que el comando de Matthei cree que toda discrepancia con ellos es de izquierda en circunstancias que ellos ponen el tono porque la candidatura de quien fuera la Ministra del Trabajo se ubica en el 10, en una escala donde 1 es extrema izquierda y 10, extrema derecha. 

Mucho más crítico es el abogado y columnista del diario La Tercera, Héctor Soto, quién escribió "El Presidente a flote y la derecha a pique" al comentar las últimas cifras de la encuesta Adimark que le da un 40 por ciento de aprobación a Piñera. 

Este es el mejor resultado en los últimos 31 meses y donde influyeron sus declaraciones en favor de los derechos humanos y la democracia, con motivo de los 40 años del Golpe de estado, que hicieron tambalear a Matthei. 

"La duda es si para quedar bien él, el mandatario se propuso dejar mal al sector", cuyas cifras de aprobación no se trasladan a la candidata de gobierno. 

El analista discrepa que el mandatario para quedar bien él haya apuñalado a su propia coalición cuando en septiembre pasó por su peor momento, "pensando en mejorar su estatura política de cara a una hipotética campaña para el 2017".

Soto proyecta que "terminado el gobierno comenzará para la derecha la rearticulación del sector, y no es descaminado pensar que para eso Sebastián Piñera se está efectivamente preparando. Va a ser una pelea dura".

Coincide con otros analistas en que "todo dependerá de lo que ocurra el domingo de la próxima semana. Dependerá, desde luego, de los doblajes. Y de otros factores". "No es igual -precisa- un proceso de reconstrucción de la derecha si es que la UDI termina siendo el partido más golpeado. Tampoco lo sería para Piñera si (Andrés) Allamand y (José Manuel) Ossandón (candidatos a senadores por Santiago), en caso de triunfar, pasan a ser figuras estrellas de Renovación Nacional".

Soto discrepa que la rearticulación del sector "va a tener que pasar por un cisma entre la derecha liberal y la derecha más identificada con el pinochetismo, eso es de un voluntarismo maravilloso. Ese es justo el cisma que nunca ocurrió". 

"Así las cosas, concluye, sería raro que el sector se dividiera ahora, 25 años después, por un tema de pasado, no de futuro. Y más raro todavía, cuando a estas alturas toda coalición, a su modo, sabe que el arte de la política en gran parte consiste en que los socios caminen juntos preguntándose adónde van, no de dónde vienen".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios