24 de Septiembre de 2018

Mundo

Astronauta estadounidense vota desde el espacio

El único ciudadano de EU fuera del planeta envió su boleta desde la Estación Espacial Internacional.

El astronauta Shane Kimbrough envió su boleta desde la Estación Espacial Internacional, a la que arribó a mediados de octubre.  (@astro_kimbrough)
El astronauta Shane Kimbrough envió su boleta desde la Estación Espacial Internacional, a la que arribó a mediados de octubre. (@astro_kimbrough)
Compartir en Facebook Astronauta estadounidense vota desde el espacioCompartir en Twiiter Astronauta estadounidense vota desde el espacio

Agencias
WASHINGTON, DC.- El único estadounidense fuera del planeta ha votado desde el espacio. Esto es acorde con la consigna de la NASA, "vota mientras flotas".

La NASA dijo el lunes que Shane Kimbrough envió su boleta desde la Estación Espacial Internacional, a la que había arribado a mediados de octubre. Antes de partir, Kimbrough dijo que sería emocionante poder decir, "voté desde el espacio".

La anterior residente de la estación orbital, Kate Rubins, votó desde allí antes de regresar a tierra hace una semana, dijo la NASA.

Una ley texana de 1997 permite a los astronautas votar desde el espacio. Cuando no están en órbita, su lugar de residencia es Houston, Texas.

Mientras tanto, el presidente Barack Obama habló sin tapujos a los trabajadores del automotor en Michigan: les dijo que a Donald Trump no les importa su futuro.

Obama está en campaña por Hillary Clinton en Ann Arbor, en las afueras de Detroit. Dijo que él y los demócratas han "ganado alguna credibilidad aquí" después de salvar la industria automotriz mediante rescates federales al principio de su presidencia.

Alrededor de las 10:00 horas, Hillary Clinton inició una gira por varios estados en disputa en la víspera de la jornada electoral. "Vamos a trabajar hasta que se cuente el último voto", dijo a la prensa.

Clinton dijo el lunes que piensa que tendrá que "trabajar para unir al país", pero que quiere ser presidenta de los que votan por ella y los que no. Habló a la prensa en un aeropuerto de las afueras de Nueva York.

La candidata demócrata se dirigió a Pittsburgh; Grand Rapids, Michigan; Filadelfia y Raleigh, North Carolina.

Mientras tanto en la mañana, el gobernador de New Jersey, Chris Christie, dice que no sabe si la polémica en torno al cierre de varios carriles del puente George Washington fue lo que le costó la candidatura a vicepresidente.

Christie dijo el lunes en "CBS This Morning" que llegó segundo en la contienda para ser el compañero de fórmula de Donald Trump. Negó que Trump le hubiera ofrecido el puesto y él lo rechazó. Considera que Trump pensó que el gobernador de Indiana, Mike Pence, era mejor candidato.

Dos exallegados a Christie fueron condenados el viernes por su papel en el cierre de los carriles como venganza contra un alcalde demócrata que no le dio su respaldo.

Christie dijo creer que Trump vencerá a la demócrata Hillary Clinton el martes porque el impulso está de su parte y el país quiere un cambio.

Del lado de Trump

Esta mañana, la jefa de campaña de Donald Trump niega que sus colaboradores impiden que el candidato tuitee.

Trump ha demostrado inusitada moderación en las redes sociales durante los últimos días de la campaña. El diario New York Times informó el domingo que los colaboradores "finalmente le han arrebatado" su cuenta de Twitter.

El presidente Barack Obama se refirió a esto el domingo al decir en un acto que una persona a la que no se le puede confiar una cuenta en Twitter no se le deben confiar las armas nucleares del país.

Preguntada el lunes sobre la noticia en el Times, la jefa de campaña Kellyanne Conway dijo a la NBC, "no, no es cierto".

La 'sanación y reconciliación' de Hillary Clinton

Disipada la nube de una investigación del FBI, Hillary Clinton y Donald Trump adoptaron tonos completamente diferentes en las últimas horas de una campaña presidencial que lleva casi dos años.

Luego de atacar las aptitudes y temperamento de Trump durante días, Clinton se presentó como la candidata de la "sanación y reconciliación", una posición sorprendente para una de las figuras más polémicas de la escena política. Trump trató de mostrarse confiando al llevar su campaña -y su discurso sombrío sobre un sistema político amañado- a baluartes demócratas.

Y por encima de los últimos momentos de la campaña sobrevolaba la carta del director del FBI, James Comey, al Congreso, en la que informa que en su revisión de los correos electrónicos descubiertos recientemente no halló nada que amerite cargos penales contra Clinton.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios