16 de Julio de 2018

Mundo

Vuelve a casa cuerpo de niño migrante fallecido en EU

Los restos de Gilberto llegaron a la aldea donde nació semanas después de que fuera hallado sin vida en el desierto.

“Mejor que no se vayan para que no les pase como a mi hijo", expresó el padre de Gilberto. (AP)
“Mejor que no se vayan para que no les pase como a mi hijo", expresó el padre de Gilberto. (AP)
Compartir en Facebook Vuelve a casa cuerpo de niño migrante fallecido en EUCompartir en Twiiter Vuelve a casa cuerpo de niño migrante fallecido en EU

Agencias
CIUDAD DE GUATEMALA.- Entre la consternación de familiares, el viernes fueron recibidos en la ciudad de Guatemala los restos del niño Gilberto Francisco Ramos Juárez, quien perdió la vida en el intento por cruzar a Estados Unidos.

Ramos Juárez, de 11 años, nacido en el seno de una familia campesina de una remota y empobrecida aldea del occidental departamento de Huehuetenango, fue localizado sin vida en La Joya, Texas, el pasado 19 de junio, de acuerdo con Notimex.

El pequeño emprendió el viaje a Estados Unidos sin la compañía de un adulto y sin documentos migratorios.

Al parecer murió como consecuencia de los estragos de una travesía por el desierto sin alimentos y sin agua, cuando intentaba llegar a Chicago, Estados Unidos, para reunirse con un hermano mayor.

Francisco Ramos Díaz, padre del menor, dijo a la prensa que ante el drama vivido y el “gran dolor” que soporta su familia, “no recomendaría a nadie” hacer el viaje al norte por todos los peligros que supone el recorrido.

“Mejor que no se vayan para que no les pase como a mi hijo, ya ven que se me murió. Ya no queremos que la gente siga caminando esa ruta” a Estados Unidos, declaró compungido el padre al acudir a recibir los restos de su vástago.

Mirada perdida

El féretro con los restos del pequeño Gilberto Francisco llegó este viernes al Aeropuerto Internacional La Aurora, zona 13 de la ciudad de Guatemala (sur), y recibido por familiares y autoridades de la cancillería.

Con una expresión serena, el rostro adusto y la mirada perdida, Francisco Ramos Díaz cumplió el requisito del reconocimiento del cadáver y junto con sus familiares se dispuso a seguir el traslado del féretro al cementerio de la aldea de donde son originarios.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala se encargó de la repatriación del cuerpo del menor desde Estados Unidos y también supervisó el traslado hacia la aldea San José Las Flores, Chiantla, Huehuetenango, en la región fronteriza con México.

Otra dependencia del gobierno, la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (Sosep), coordinó el viaje de la familia de la víctima desde el municipio de Chiantla a la ciudad de Guatemala, un recorrido terrestre de casi 300 kilómetros.

Se reuniría con su hermano

Según declaraciones de familiares, el niño Gilberto Francisco decidió viajar a Estados Unidos para reunirse con su hermano mayor en Chicago y trabajar para enviar dinero y cubrir los gastos médicos de su madre, Cipriana, que padece epilepsia.

El drama del niño guatemalteco es uno más de los miles de casos de menores centroamericanos que se aventuran a viajar a Estados Unidos de manera clandestina y sin compañía de adultos.

La afluencia masiva de niños migrantes no acompañados provenientes principalmente de Guatemala, El Salvador y Honduras, ha generado una crisis humanitaria en Estados Unidos.

El cruce ilegal de la frontera sur de Estados Unidos de parte de niños centroamericanos no acompañados suma más de 55 mil menores en lo que va del año, quien son retenidos mientras se cumple el trámite para su expulsión.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios