24 de Septiembre de 2018

Mundo

Encuentran 21 cuerpos en una fosa común en Malí

Se presume que los cadáveres pueden ser soldados asesinados durante el golpe de Estado del año pasado.

Una familia malinesa se protege del sol en un campo de refugiados próximo a Dori, Burkina Faso. (Archivo/EFE)
Una familia malinesa se protege del sol en un campo de refugiados próximo a Dori, Burkina Faso. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Encuentran 21 cuerpos en una fosa común en MalíCompartir en Twiiter Encuentran 21 cuerpos en una fosa común en Malí

Agencias
PARÍS, Francia.- Un equipo de investigadores en Malí encontró una fosa común con 21 cadáveres en la localidad de Kati, cerca de la capital Bamako, que se presumen pueden ser de soldados asesinados durante el golpe de Estado del año pasado.

De acuerdo con Notimex, el principal fiscal de Malí, Daniel Tessougue, dijo que los cuerpos fueron hallados en el distrito de Diago, ubicado a cinco kilómetros de la base del líder de esa acción militar, el general Amadou Sanogo.

Se estima que al menos 23 soldados leales al depuesto presidente Amadou Toumani Toure desaparecieron poco después del golpe, cuando el nuevo líder, el general Amadou Sanogo, acusó a los defensores del entonces presidente de planificar un contragolpe.

"Han descubierto la fosa. Se conocía desde hace tiempo, pero había más cuerpos de los que previamente se pensaba", indicó un alto cargo militar, reportó el diario Le Monde.

El descubrimiento se produce días después de la detención del antiguo líder de la junta militar, el general Sanogo, quien encabezó el golpe de Estado de marzo de 2012 que derrocó al presidente Toure y que sumió al país en el caos.

"Los cuerpos fueron exhumados", anotó un funcionario del Ministerio maliense de Justicia, que ha participado en la investigación.

"Los documentos de identidad que se encuentran en la fosa común parecen confirmar que se trata de militares boinas rojas desaparecidos", señaló otra una fuente judicial.

El 20 de abril 2012, un grupo de "boinas rojas" trató en vano de recuperar el poder, pero los hombres de Sanogo, conocidos como "boinas verdes" los ejecutaron sin que sus cuerpos fueran encontrados.

El nuevo presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, trabaja para establecer el control del Estado sobre el ejército, acusado por los grupos de derechos humamos de excesiva violencia, tortura y desapariciones forzosas.

También se enfrenta al reto de restaurar la autoridad del Estado en el norte, que estuvo controlado por los separatistas tuareg y milicianos islamistas hasta la ofensiva militar encabezada por Francia el pasado enero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios