09 de Diciembre de 2018

Mundo

Encuentran cementerio de submarinos alemanes

Arqueólogos subacuáticos británicos han encontrado 41 sumergibles germanos y tres ingleses, todos de la Primera Guerra Mundial.

La mayoría de estos submarinos se hundieron con sus tripulaciones a bordo. (RT)
La mayoría de estos submarinos se hundieron con sus tripulaciones a bordo. (RT)
Compartir en Facebook Encuentran cementerio de submarinos alemanesCompartir en Twiiter Encuentran cementerio de submarinos alemanes

Agencias
LONDRES, Inglaterra.-  Arqueólogos británicos hallaron recientemente cerca de las costas inglesas más de 40 submarinos alemanes hundidos durante la Primera Guerra Mundial. El proyecto, de Patrimonio Inglés, busca revelar la verdadera historia de la guerra 'subacuática', según publicó el sitio web de RT.

El arqueólogo submarino Mark Dunkley y otros tres buceadores han encontrado uno de los cementerios oceánicos más grandes del mundo, que alberga 41 submarinos alemanes y tres ingleses de la época de la Primera Guerra Mundial, informa el diario alemán 'Der Spiegel'. 

La mayoría de estos submarinos se hundieron con sus tripulaciones a bordo, provocando que muchos marineros murieran de forma horrible, ya fuera ahogados en el agua o asfixiados en los compartimentos herméticamente cerrados de los buques. 

Varios submarinos de la Armada Imperial alemana todavía se consideran desaparecidos. 

La suerte de varios de ellos la aclararon Dunkley y su equipo de buzos. Por ejemplo, hallaron el UB 17, tripulado por 21 hombres bajo el mando del teniente naval Albert Branscheid, que se hundió frente a las costas del este de Inglaterra, cerca del condado de Suffolk. 
El UC 21 se hundió no muy lejos, llevándose consigo las vidas de 27 submarinistas comandados por Werner von Zerboni di Sposetti.

Estos y gran parte de los demás submarinos se hundieron relativamente cerca de la costa, a profundidades no mayores de 15 metros. 

"Se lo debemos a estas personas, para contar su historia", dice Dunkley. Trabaja en Patrimonio Inglés, un organismo público que forma parte del Departamento de Cultura, Medios y Deporte del Reino Unido. Su misión principal es salvaguardar el patrimonio cultural del país. 

¿Asesinos o combatientes?

Ahora los británicos podrían considerar que, por ironías de la historia, estas medidas benefician el patrimonio histórico de su antiguo enemigo. Dado que los alemanes atacaban a naves civiles durante la Primera Guerra Mundial, la propaganda británica se refirió despectivamente a los submarinos enemigos como 'asesinos de bebés'. 

Los submarinos alemanes fueron responsables del hundimiento del crucero trasatlántico Lusitania, acción que sirvió de pretexto para que Estados Unidos entrara en la guerra. 

Pero también los submarinos alemanes lanzaron un verdadero reto a la entonces todopoderosa Armada británica. En 1914, un submarino comandado por Otto Weddigen hundió tres cruceros acorazados británicos en pocos minutos. Fallecieron aproximadamente 1,450 marineros británicos, lo que provocó protestas públicas por las pérdidas en el Reino Unido. 

"Muchos han olvidado lo efectiva que fue la flota de submarinos alemanes durante un largo período", dijo Dunkley, que con estas palabras no quiere alabar los ataques alemanes. 

De hecho, uno de los objetivos del proyecto de Patrimonio Inglés es recordar a la gente que, a pesar de que la guerra submarina de la Segunda Guerra Mundial es mucho más conocida, los sumergibles causaron considerables bajas en la Primera Guerra, sobre durante los primeros años de la contienda, en los que la flota alemana fue más eficaz. 

Atacaban y se hundían en grupos

A los arqueólogos marinos les llamaron la atención varios hallazgos de dos o tres submarinos alemanes situados en las proximidades el uno del otro. Para los historiadores, eso es la prueba de que existía cierta estrategia de combate alemana en una fase especialmente drástica de la guerra submarina. 

En febrero de 1917, la Armada Imperial cambió su estrategia e inició la práctica de torpedear y abrir fuego de cañones a gran escala contra los barcos comerciales de los Aliados. La Armada Real británica reaccionó proporcionando a los cargueros la escolta de buques de guerra, y empezó a emplear aeronaves para detectar submarinos enemigos desde el aire. 

Los estrategas militares alemanes idearon un plan para acabar con estos enormes convoyes: atacarlos con varios submarinos al mismo tiempo. Sin embargo, implementar esta estrategia era complicado, ya que entonces era muy difícil coordinar tales maniobras. 

Para los submarinistas alemanes había llegado la hora de arriesgarse y morir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios