12 de Diciembre de 2017

Mundo

Universitarias aprendieron a evitar agresiones sexuales

Llaman a universidades a dar a las jóvenes herramientas para reducir riesgos de abuso sexual de manera drástica.

Un programa que enseñó a universitarias formas de prevenir una agresión sexual redujo a la mitad las probabilidades de que fueran violadas. En la imagen, una joven coloca una manta con el texto 'No significa no' en alusión al rechazo contra la violencia sexual. (Archivo/AP)
Un programa que enseñó a universitarias formas de prevenir una agresión sexual redujo a la mitad las probabilidades de que fueran violadas. En la imagen, una joven coloca una manta con el texto 'No significa no' en alusión al rechazo contra la violencia sexual. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Universitarias aprendieron a evitar agresiones sexualesCompartir en Twiiter Universitarias aprendieron a evitar agresiones sexuales

Agencias
PHOENIX, Arizona.- Un programa que enseñó a estudiantes universitarias formas de prevenir una agresión sexual redujo a la mitad las probabilidades de que fueran violadas en el año siguiente, de acuerdo con un estudio canadiense. Fue el primer estudio científico a gran escala de ese entrenamiento, y los buenos resultados deberían alentar a más universidades a ofrecerlo, dicen expertos.

Cinco por ciento de las estudiantes universitarias que participaron en el programa de cuatro sesiones reportaron haber sido violadas en el año siguiente, comparado con 10% de otras estudiantes que simplemente recibieron un folleto. Los intentos de violación también fueron más bajos: 3% para el grupo en el entrenamiento comparado con más de 9% para las otras mujeres.

Los resultados son "asombrosos", dijo una prominente estudiosa de agresiones sexuales que no participó en el estudio, la psicóloga Mary Koss, de la Universidad de Arizona, informa The Associated Press.

"Las universidades deberían actuar de inmediato para determinar cómo pueden implementar un programa así", dijo. "No tenemos que ver a las mujeres como impotentes y vulnerables. Existen herramientas para dar poder a las mujeres para reducir drásticamente su riesgo de ser violadas".

El estudio involucró a unas 900 estudiantes de entre 17 y 24 años en las universidades de Windsor, Guelph y Calgary. Fue financiado por los Institutos de Salud de Canadá y la Universidad de Windsor. Los resultados fueron publicados el jueves en la revista New England Journal of Medicine.

Investigadores dicen que hasta 20% de las mujeres son agredidas sexualmente durante sus años en la universidad, especialmente en su primer año. Mujeres que han sido violadas previamente tienen más riesgo de ser violadas de nuevo, y aproximadamente una tercera parte de las mujeres en el estudio tenían un historial así, lo que explica en parte la alta tasa de violaciones en un año.

Algunas universidades tienen diversos programas de prevención de violación o de autodefensa, pero muchos no han sido probados y algunos que fueron probados no resultaron efectivos.

Reconociendo el peligro

La líder del estudio, la psicóloga Charlene Senn, de la Universidad de Windsor, desarrolló el programa: cuatro sesiones de tres horas centradas en reconocimiento del peligro, resistir presiones para tener relaciones sexuales y defensa personal.

"Hombres conocidos por las víctimas son responsables por 90% de las violaciones en campus", dijo.

El estudio asignó aleatoriamente a mujeres el entrenamiento o el tipo de folletos y consejos que ofrecen muchas universidades.

Un año después del fin del entrenamiento, las participantes respondieron a un cuestionario en internet desarrollado básicamente por Koss, y usado ampliamente por otros investigadores.

"Es la mejor medida posible, porque no usa etiquetas, no dice '¿has sido violada?', sino que pregunta sobre experiencias, como penetración contra la voluntad de la persona", dijo Senn.

Las respuestas fueron agrupadas como violación completa, intento de violación, coerción sexual o contacto sexual no consensual.

Todos los tipos, excepto coerción, fueron más bajos en el grupo que recibió el entrenamiento. Solamente 22 mujeres necesitarían entrenamiento adicional para prevenir una violación en un año, calcularon los estudiosos.

Algo real

Bonita Loki Teixeira, de 24 años y estudiante de la Universidad de Windsor, dijo que "conocer los indicios, cómo evitar verme en situaciones en las que puede haber la posibilidad de daño" y consejos como vigilar atentamente cualquier bebida que consuma en una fiesta, fueron útiles. El programa resaltó además "está bien decir no" y no le debes sexo a nadie porque haya pagado la cena.

Jenna Harris, de 21 años, de la misma universidad, dijo que padres y otras personas advierten sobre agresiones sexuales, "pero no es algo en lo que piensas realmente. Este programa fue claro, resaltando que es algo real, esas cosas suceden", dijo.

Datos recientes muestran que entre las mujeres que fueron violadas, 40% lo fueron antes de cumplir 18 años, dijo Kathleen Basile, de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos, en un comentario escrito en la revista.

"Debemos empezar (el entrenamiento) a una edad más temprana", y dirigir los esfuerzos de prevención también a los hombres, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios