27 de Mayo de 2018

Mundo

 / Ebola

Descubren cómo se originó la epidemia de ébola

Quizá no se logre determinar el origen de la epidemia, pero se presume que algún animal transmitió el virus al 'paciente cero', un niño de dos años.

La epidemia del ébola ha cobrado la vida de cerca de ocho mil personas en 2014. (The Associated Press)
La epidemia del ébola ha cobrado la vida de cerca de ocho mil personas en 2014. (The Associated Press)
Compartir en Facebook Descubren cómo se originó la epidemia de ébolaCompartir en Twiiter Descubren cómo se originó la epidemia de ébola

Agencias
NUEVA YORK, E.U.- Un equipo de investigadores cree haber descubierto cómo comenzó la epidemia de ébola en el occidente de África: con un niño que jugaba en un árbol hueco donde vivían murciélagos infectados.

Los científicos exploraron una zona del sureste de Guinea donde Emile Ouamouno, de 2 años, enfermó hace un año y murió. Las autoridades sanitarias creen que fue el primer caso de la epidemia, la cual no fue reconocida como tal sino hasta la primavera boreal.

El virus del ébola no fue hallado en los murciélagos a los que se aplicaron pruebas de detección, reportaron los investigadores el martes. Pero conjeturaron que el niño lo contrajo de los murciélagos que habían vivido en el árbol.

Los científicos recalcaron la necesidad de estudiar a los murciélagos que habitan cerca de asentamientos humanos

La actual epidemia de ébola es la peor en la historia del mundo, y se le culpa por la muerte de casi 8,000 personas en diversos países de África este año.

Quizá nunca se logre determinar el origen preciso de la epidemia, pero se presume que algún animal transmitió el virus a los seres humanos. 

Muchos expertos han sospechado que fue alguna especie de murciélago de la fruta, pero otros examinan la posibilidad de que haya sido otro animal, como un chimpancé o un antílope, que tal vez fue infectado por murciélagos y después comido por personas.

Los investigadores, dirigidos por el doctor Fabian Leendertz, se centraron en el tronco de un enorme árbol situado a unos 50 metros de la casa de la familia de Ouamouno, donde según los pobladores los niños solían jugar con frecuencia.

Luego se enteraron que una numerosa colonia de murciélagos de cola larga vivían en un árbol hueco cerca de la casa del pequeño. 

Los residentes refirieron que el árbol fue quemado el 24 de marzo de este año y que cuando estaba en llamas, de él salió “una lluvia de murciélagos”.

Un gran número de éstos fueron capturados por los habitantes para consumirlos, pero se deshicieron de ellos al día siguiente después de que el gobierno prohibió el consumo de carne de animales silvestres, porque se consideraba una posible fuente de ébola.

Los científicos tomaron y analizaron muestras de la ceniza del árbol y de los rastros de ADN de los murciélagos, y encontraron que se trata de la especie llamada “Mops condylurus”, que no producen el virus del Ébola pero si lo pueden transportar.

Estudio profundo

El equipo del RKI concluyó que Emile adquirió el virus por su exposición a los murciélagos y sus excrementos mientras jugaba en el tronco del árbol.

Los investigadores no detectaron señales de que el ébola hubiera infectado a animales más grandes cerca del pequeño poblado de Meliandou, donde vivía el pequeño. 

Tampoco hallaron evidencia del virus en las pruebas realizadas a 169 murciélagos.

El doctor Leendertz afirmó sin embargo que es necesario estudiar con mayor profundidad las especies de murciélagos, ya que se han trasladado a los asentamientos humanos, “no sólo viven en los árboles, sino también debajo de los techos de las casas”, apuntó.

“El virus debe saltar a través de las colonias de murciélago a murciélago, por lo que necesitamos saber más”, precisó.

(Información de The Associated Press y Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios