24 de Septiembre de 2018

Mundo

España está en riesgo de terceras elecciones

La falta de apoyo a la investidura de Mariano Rajoy mantiene la tensión política que ha durado meses.

El rey Felipe VI de España podría proponer un periodo de reflexión para los partidos con miras a una próxima investidura del jefe del gobierno. (EFE)
El rey Felipe VI de España podría proponer un periodo de reflexión para los partidos con miras a una próxima investidura del jefe del gobierno. (EFE)
Compartir en Facebook España está en riesgo de terceras eleccionesCompartir en Twiiter España está en riesgo de terceras elecciones

Agencias
MADRID, España.- El bloqueo político por falta de mayorías en el Congreso de los Diputados en España, y la falta de acuerdos entre fuerzas de distinto signo político para formar gobiernos de coalición, podrían llevar a unas terceras elecciones a este país.

El rey de España Felipe VI culminará este jueves una ronda de consultas tras los comicios del 26 de junio, en la que busca saber si propone o no un candidato a la Presidencia del gobierno, y hasta el momento no se vislumbra ninguna señal de que habrá en próximos días debate de investidura en el Congreso, de acuerdo con Notimex.

En las elecciones de junio, el Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy fue la fuerza más votada y alcanzó 137 escaños de los 350 del Congreso, pero le faltan 39 votos para que el mandatario en funciones pueda ser reelecto en el cargo.

Según la legislación española, tras las elecciones, es el Congreso el que elige al presidente del gobierno con al menos 176 votos (la mitad más uno) en una primera votación de debate de investidura.

En caso de no resultar electo, 48 horas después tiene posibilidad de ser investido por mayoría simple, más votos a favor que en contra.

Rajoy realizó una sola ronda de contactos con representantes de los demás partidos políticos en la cámara, pero solo Coalición Canaria (con un escaño) le manifestó voluntad de votar a favor de su investidura.

Tras ello, el rey realiza sus consultas y hasta ahora solo los aliados del PP, como Foro Asturias o Unión del Pueblo Navarro, que forman parte de su grupo parlamentario han expresado su apoyo, mientras el resto han anunciado que votarán en contra.

No hay propuestas

En esa línea de votar contra un gobierno de Rajoy están el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que quedó en segundo lugar en las elecciones al lograr 85 escaños, y la coalición izquierdista Unidos Podemos, con 71 diputados.

La centroderecha Ciudadanos ha reconocido que podría abstenerse en una segunda votación para ayudar de manera directa a Rajoy, pero pide al PSOE que también se sume a ello.

La mayoría de los partidos políticos que esta semana han pasado por el Palacio de la Zarzuela, han asegurado que no hay negociaciones de parte de Rajoy o del PP para intentar convencerles, ni siquiera con propuestas que hagan acercar posiciones.

El bloqueo es similar al que se vivió tras las elecciones del 20 de diciembre, cuando tampoco ninguna fuerza logró la mayoría y Rajoy se negó a presentarse al debate de investidura, por lo que el rey propuso al dirigente socialista Pedro Sánchez.

En la votación de investidura celebrada en marzo pasado el PSOE logró un acuerdo con Ciudadanos, pero no convenció al resto de la cámara.

En el PP han reconocido que ante la misma situación es posible que Rajoy no se presente al debate de investidura, ya que no quiere quedar como perdedor.

¿Qué pasará?

Ante ello, la decisión del rey este jueves podría ser retrasar su propuesta de candidato al presidente del gobierno, y abrir un periodo de reflexión, aunque se desconoce en qué consistiría ese ejercicio.

A diferencia de lo que pasó tras las elecciones de diciembre, esta vez Sánchez no se plantea como opción para una investidura alternativa en caso de negativa de Rajoy, ya que considera que con 85 escaños le corresponde “liderar la oposición”.

La Constitución Española otorga al rey facultades para esas consultas, pero además para arbitrar, y eso podría servir para sentar en la mesa de forma conjunta a los dirigentes y tratar de generar de esa forma un acuerdo.

La legislación es clara ante la posibilidad de que este proceso se vaya a unas terceras elecciones, ya que para fijarles fecha hay primero que realzar una votación de investidura, y si se fracasa hay dos meses para tratar de lograr un acuerdo o de lo contrario se convoca a nuevos comicios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios