20 de Septiembre de 2018

Mundo

 / Irak

Combaten seis mil extranjeros en el Ejército del Estado Islámico

El grupo terrorista, que puede contar con 35 mil yihadistas, tiene a disposición unos 1.5 millones de dólares al día.

El fenómeno de los combatientes extranjeros no sólo se registra en las filas del ex ISIS sino también en el grupo terrorista somalí Sabaab. (Archivo/Agencias)
El fenómeno de los combatientes extranjeros no sólo se registra en las filas del ex ISIS sino también en el grupo terrorista somalí Sabaab. (Archivo/Agencias)
Compartir en Facebook Combaten seis mil extranjeros en el Ejército del Estado IslámicoCompartir en Twiiter Combaten seis mil extranjeros en el Ejército del Estado Islámico

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Un informe de los servicios secretos de Omán contenido en el dossier "Spycable" publicado por el diario The Guardian, reveló que el Estado Islámico puede contar con un ejército de 35 mil yihadistas, entre ellos más de seis mil "foreign fighters" (combatientes extranjeros)

Los números se refieren a un período que comienza finales de noviembre de 2014.

Para los servicios de Omán, asimismo, el Estado Islámico tiene a disposición unos 1.5 millones de dólares al día, que llegan sobre todo de la venta ilegal de petróleo, reembolsos y financistas de los países del Golfo, según publica el sitio web ansa.it.

En tanto, el fenómeno de los combatientes extranjeros no sólo se registra en las filas del ex ISIS sino también en el grupo terrorista somalí Sabaab, reveló un documento efectuado por los servicios secretos sudafricanos, también contenido en el dossier de los cables de espías publicado por el periódico británico. Los combatientes extranjeros serían entre 300 y 500.

Por otro lado, Al Qaeda desarrolló una unidad marina de ataque a las naves en el Mar Mediterráneo, de acuerdo con un reporte del servicio de Inteligencia ruso de febrero de 2011, que aparece mencionado en la publicación.

Según las fuentes, la AQMI, la rama norteafricana de Al Qaeda creó una red de sesenta terroristas listos para poner minas debajo de los barcos en el Mediterráneo y lanzar ataques suicidas. 

El movimiento quería expandir su alcance en España, Italia, Francia, Gran Bretaña, Alemania y en una serie de países africanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios