19 de Septiembre de 2018

Mundo

'Nos hicieron cosas que la mente no puede imaginar'

Nadia Murad vivió durante tres meses abusos y torturas por parte de los integrantes del grupo terrorista.

Nadia Murad es una de las más de cinco mil mujeres yazidí que han sido secuestradas por el Estado Islámico. (Reuters)
Nadia Murad es una de las más de cinco mil mujeres yazidí que han sido secuestradas por el Estado Islámico. (Reuters)
Compartir en Facebook 'Nos hicieron cosas que la mente no puede imaginar'Compartir en Twiiter 'Nos hicieron cosas que la mente no puede imaginar'

Agencias
EL CAIRO, Egipto.- Nadia Murad, que sobrevivió a meses de cautiverio a manos del Estado Islámico, relató esta semana en Egipto como ella y otras jóvenes se vieron obligadas a orar antes de ser violadas. 

La joven, de 21 años, fue una de las más de cinco mil mujeres yazidí hechas cautivas por el grupo terrorista cuando este se extendió por el norte de Irak, informa 'The Independent'.

Ante estudiantes de la Universidad de El Cairo, Nadia Murad reveló que los terroristas forzaron a las cautivas a orar antes de violarlas, según publica el sitio web actualidad.rt.com. 

"Teníamos menos valor que los animales. Violaron a las niñas en grupo. Hicieron cosas que la mente no puede imaginar", añadió. 

Algunas mujeres se suicidaron, pero Murad afirmó que a ella nunca se le pasó esa posibilidad por la cabeza. "Yo no quería suicidarme, pero quería que ellos me mataran", confesó a la revista 'Time'.

Durante su visita a Egipto, en la que tuvo ocasión de reunirse con el presidente Abdelfatah, Murad lanzó a través de Twitter una encarecida petición al mundo islámico para que "permanezca firme en contra del Estado Islámico", porque -escribió- "ellos cometen violaciones y genocidios en nombre del islam".

El 18 de diciembre Murad denunció ante la ONU que el "Estado Islámico viola a las mujeres para que nunca lleguen a tener una vida normal". 

Fue entonces cuando la joven compartió la historia de su secuestro, que la convirtió en esclava sexual y la mantuvo como rehén durante tres meses. Después de un intento de fuga fallido fue golpeada y violada por seis terroristas.

La joven fue secuestrada en agosto en un pequeño pueblo iraquí y llevada en autobús a un edificio en Mosul. Los hombres de su familia fueron ejecutados y ella permaneció tres meses en cautiverio. En noviembre de 2014, Murad escapó con éxito después de sufrir tres meses de abusos y torturas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios