Estados Unidos podría ser en breve, el nuevo epicentro de la pandemia

Actualmente es la tercera nación con más casos de Covid-19, con 80 mil 21 personas infectadas.
|
(Joshua Bessex/The News Tribune via AP)
(Joshua Bessex/The News Tribune via AP)

Londres.- Desde el momento en que hizo su aparición el coronavirus y hasta este jueves, 521 mil 86 personas han dado positivo a las pruebas en el mundo, de ellas 122 mil se han recuperado de la infección.

A su vez la cifra de decesos, ocasionados por la enfermedad, aumentó hoy a 23 mil 639 de acuerdo con el mapeo de la universidad de John Hopkins.

Entre los países más afectados, por esta cepa de coronavirus, se encuentra China que, pese a la baja en las muertes y los contagios diarios, ha reportado a la fecha 81 mil 782 casos.

Italia se convirtió el país europeo con la mayor concentración de infecciones, con 80 mil 589 casos. De ellos, 8 mil 250 han culminado en fatalidades, lo que la convierte en la nación con el mayor número de bajas.

También te puede interesar:  Estados Unidos: más de 200 muertes por Covid-19 en un día

Por otra parte, Estados Unidos es el tercer país más afectado en todo el globo por este virus, con 80 mil 21 pacientes. Han muerto mil 124 personas en el país y hoy se reportó una cifra récord de bajas en Nueva York, al confirmar 100 decesos en menos de 24 horas, siendo el día más mortífero para esta nación.

Estados Unidos, a punto de ser el nuevo epicentro de la pandemia

Incluso, las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Estados Unidos está a punto de convertirse en el nuevo epicentro de la enfermedad, aunque esto podría evitarse con las medidas necesarias, afirman los expertos.

“El potencial está ahí, pero todavía hay tiempo para darle la vuelta”, dijo Margaret Harris, de la OMS, en entrevista con la cadena de noticias CNN.

“Tienen los mejores cerebros de salud pública del mundo. Hay personas que pueden aprovechar la tecnología de manera brillante. Hay personas que realmente pueden pensar de manera innovadora”, aseguró la experta.

El mundo está en guerra contra el Covid-19: ONU

No obstante, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, aseguró hoy que el mundo está en una guerra contra el coronavirus que no se está ganando, por lo que se necesita de más solidaridad.

“Estamos en guerra con un virus y no la estamos ganando, necesitamos un plan para combatirla. La solidaridad es esencial entre el G20 y el mundo en desarrollo, incluidos los países en conflicto”, dijo tras su reunión virtual con los miembros del grupo.

En ella, se anunció la inyección de más de cinco mil millones de dólares para amortiguar el golpe que ha dejado el COVID-19 a nivel global. “Estamos muy preocupados por los graves riesgos permanentes que representa el virus”, indicó el G20 en un comunicado.

Respuesta económica ante la pandemia

La respuesta económica por el coronavirus ha tenido también reacciones dentro de la Unión Europea (UE), además de que cada país presente sus planes de rescate y sus ajustes presupuestarios la comunidad anunció nuevas formas para combatir la pandemia, aunque esta tarde Italia rechazó el paquete, el gobierno espera que en 10 días tengan una nueva propuesta que se acomode a la situación.

Las medidas que han tomado los países se refuerzan cada día. Nigeria y Uzbekistán se unieron a los países con confinamiento, España aprobó su ampliación y Japón declaró emergencia nacional, empleará a las fuerzas especiales para aplicarla, en la misma semana que los juegos olímpicos fueron retrasados dos años.

Bangladesh también se apoyará de militares y Líbano ordena un corte de la circulación de personas total de las 19:00 horas a las 5:00 de la mañana hasta nuevo aviso. Arabia Saudita, por su parte, liberó a 250 personas que estaban acusadas por migración ilegal.

Suiza desentona con las medidas internacionales y no decretará cierres de locales ni prohibirá la salida de sus ciudadanos, a pesar de que el mundo continúa avanzando en este sentido.

Italia ha anunciado el declive de sus casos, China a registrado disminución de nuevos casos y España vio como positivo una ligera caída en sus cifras de muertes, lo que podrían significar buenas noticias para el mundo.