15 de Agosto de 2018

Mundo

 / Irak

Estados Unidos vuelve a la guerra en Irak

Las fuerzas norteamericanas desplegaron ataques aéreos sobre bases del Estado Islámico; OTAN respalda la intervención.

EU asegura que la actual campaña militar en Irak es muy distinta a la realizada ahí en la última década. (EFE)
EU asegura que la actual campaña militar en Irak es muy distinta a la realizada ahí en la última década. (EFE)
Compartir en Facebook Estados Unidos vuelve a la guerra en IrakCompartir en Twiiter Estados Unidos vuelve a la guerra en Irak

Agencias
BAGDAD, Irak.- Estados Unidos lanzó el lunes en Irak su primer ataque aéreo contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) al suroeste de Bagdad, informó una fuente oficial del Departamento de Defensa.

Hasta ahora la ofensiva estadounidense contra el EI en Irak, que comenzó el pasado 8 de agosto, se había limitado a posiciones de los yihadistas en el norte del país para proteger a su personal o por razones humanitarias.

Estados Unidos ha desplegado en Irak a unos mil 600 militares para tratar de frenar el avance del Estado Islámico

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el pasado miércoles que la operación militar contra el EI se ampliaba a Siria y se intensificaría en Irak con más ataques aéreos para apoyar a las fuerzas iraquíes y kurdas que luchan sobre el terreno contra los extremistas islámicos.

"El ataque aéreo al suroeste de Bagdad es el primero de nuestra campaña ampliada para apoyar a las fuerzas iraquíes más allá de proteger a nuestro personal y de las misiones humanitarias", explicó el Mando Central de Estados Unidos en un comunicado.

El bombardeo al suroeste de la capital iraquí tenía como objetivo una posición del EI que estaba abriendo fuego contra las Fuerzas de Seguridad Iraquíes (ISF, por su sigla en inglés) y concluyó con éxito.

Los ataques aéreos de Estados Unidos en Irak tuvieron por objetivo hasta ahora romper el cerco del EI a miles de civiles de minorías religiosas en el Monte Sinyar, así como proteger la estratégica presa de Mosul y la ciudad de Erbil, capital del Kurdistán iraquí.

También este lunes Estados Unidos bombardeó seis vehículos del EI cerca del Monte Sinyar, con lo que ya son 162 los ataques aéreos en Irak desde que comenzó la campaña hace más de un mes.

Más militares

En el marco de la ampliación de la campaña en Irak, Obama autorizó la semana pasada el envío de 475 militares más al país, con lo que el total asciende ya a unos 1,600 desde el comienzo de los ataques.

No obstante, Estados Unidos descarta el despliegue de tropas de combate terrestre en suelo extranjero e insiste en que esta campaña es muy distinta de las guerras en Irak y Afganistán de la última década.

En tanto, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, defendió una acción militar internacional contra el Estado Islámico (EI), que anunció la decapitación de un tercer rehén occidental.

“La amenaza presentada por el llamado Estado Islámico exige una respuesta militar para disminuir y vencer esa organización terrorista”, afirmó el líder aliado en un discurso en el centro de estudios Carnegie Europe.

“No es un Estado, sino un grupo de terroristas que está cometiendo atrocidades horribles contra miles de personas en Irak y Siria. Ese grupo supone un peligro mucho mayor porque amenaza con exportar terroristas a nuestros países”, advirtió.

Viejas tensiones

Rasmussen señaló que el EI controla ahora importantes depósitos de petróleo en Siria e Irak y está contribuyendo para el aumento de viejas tensiones sectarias en el Oriente Próximo y el norte de África.

“Es una región con fronteras permeables, proliferación de armas, débil gobernanza y pobreza”, añadió.

Para el secretario general de la OTAN, el camino para derrotar al EI y a otros grupos terroristas pasa por ayudar a los países amigos de la alianza a “desarrollar sus propias fuerzas de seguridad” y a “encontrar sus propias soluciones”.

“Si entrenamos fuerzas de seguridad locales para tomar cuenta de la seguridad local, podemos proyectar estabilidad sin necesariamente proyectar grandes números de nuestras propias tropas”, argumentó.

Hombro con hombro

La OTAN podría enviar una nueva misión de desarrollo de capacidad de defensa a Irak en caso de que el nuevo gobierno del país así lo solicite, afirmó Rasmussen.

También aprovechó la ocasión para condenar “con firmeza” los “vergonzosos” asesinatos de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff y del trabajador humanitario David Haine por parte del EI.

“Todos los aliados de la OTAN permanecen hombro con hombro, resueltos y unidos contra el flagelo del terrorismo. Estamos en la línea de frente de una nueva batalla: una batalla entre la tolerancia y el fanatismo, entre la democracia y el totalitarismo, entre sociedades abiertas y cerradas”, sostuvo.

(Con información de EFE y Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios