22 de Octubre de 2018

Mundo

La estafa millonaria del 'Steve Jobs' español

En 2003 puso en marcha su operadora móvil Red Enlaza y, tras alardear de su imperio, las autoridades decidieron investigarlo.

Rufino Pereda asegura que buena parte del negocio existió y que todo hace parte de un plan de terceros para llevarlo a la ruina.(twitter.com/dmontanes)
Rufino Pereda asegura que buena parte del negocio existió y que todo hace parte de un plan de terceros para llevarlo a la ruina.(twitter.com/dmontanes)
Compartir en Facebook La estafa millonaria del 'Steve Jobs' españolCompartir en Twiiter La estafa millonaria del 'Steve Jobs' español

Agencias
MADRID, España.- Rufino Pereda es un empresario de origen español, que con ideas indiscutiblemente seductoras, anhelaba convertirse en un genio empresarial y visionario. 

A comienzos del 2003 puso en marcha su operadora móvil, Red Enlaza, que buscaba ofrecer telefonía de última generación y así competir con las grandes operadoras del mercado de su país, proyecto del que hacía parte también su iniciativa para la fabricación de teléfonos móviles innovadores, personalizados, e inspirados en equipos de fútbol y marcas como Zara y Coca-Сola.

Pese a lo atractiva y novedosa que puede resultar la propuesta del que fuera considerado por muchos una especie de 'Steve Jobs', luego de que alardeara de sus fábricas en China, limusinas, aviones privados y demás lujos propios de un exitoso emprendedor, las autoridades tras investigar minuciosamente su supuesto imperio, lograron descubrir que su único objetivo era estafar a decenas de personas, pues no llegó a fabricar ni un solo teléfono móvil y todas las maravillas que ofrecía nunca vieron la luz, informa 'El Mundo'.

En esta estafa millonaria, por la que Rufino ya ha pagado más de dos años de cárcel, se han visto envueltos decenas de empresarios y clubes de fútbol con los que supuestamente fueron firmados jugosos contratos, según publica el sitio web actualidad.rt.com. 

De acuerdo con la Fiscalía, el fraude tecnológico podría superar los siete millones de euros. 

Por su parte, el involucrado asegura que buena parte del negocio existió y que todo hace parte de un plan de terceros para llevarlo a la ruina.

La Audiencia Provincial de Madrid, que tenía previsto dar inicio al juicio este lunes, decidió aplazarlo para el viernes a petición del acusado. 

Las demandas, la ausencia de dinero que respalde las inversiones y la falta de pruebas sobre la veracidad de los contratos, podrían llevarlo a él a sus cómplices a pagar seis años de prisión y una cuantiosa multa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios