16 de Diciembre de 2018

Mundo

Están presas, pero no pierden 'la esencia de ser mujeres'

Para Tatiana Morales, condenada por robo, el certamen de belleza en la prisión femenil de Bogotá le hizo olvidar su encierro por un momento.

Casi todas las mujeres encerradas aquí están condenadas por narcotráfico. (Agencias)
Casi todas las mujeres encerradas aquí están condenadas por narcotráfico. (Agencias)
Compartir en Facebook Están presas, pero no pierden 'la esencia de ser mujeres'Compartir en Twiiter Están presas, pero no pierden 'la esencia de ser mujeres'

Agencias
BOGOTA, Colombia.- Vistiendo un sensual traje negro que dejaba al descubierto la espalda, la hermosa Tatiana Noguera se hizo el viernes con el título del reinado de la única cárcel para mujeres de la capital colombiana.

Tras el veredicto del jurado, integrado por actores e importantes cantantes nacionales, Noguera sólo atinó a decir que participar en el certamen la ayudó a "olvidar por un momento su encierro", que ya completa un año tras una condena por hurto.

La mujer, de 19 años, le contó a AP sus motivos para participar en el concurso "Desde niña me gustó ser modelo y desfilar". Por eso, no descartó la posibilidad, cuando se liberada en un año, de ser modelo profesional.

De estatura mediana, rostro hermoso, cabello negro, bonita sonrisa y dentadura perfecta, Noguera lució ante el público y las cámaras su corona y banda como nueva soberana de la cárcel El Buen Pastor, en el noroeste de Bogotá.

"Aunque están detenidas, no han perdido la esencia de ser mujeres", dijo María Virginia Camacho, empleada del estatal Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) y encargada este año de organizar el concurso.

Según Ingrid Mantilla, una maquilladora que no está detenida, este año "se realizaron dos desfiles: uno con trajes típicos, donde los peluqueros y las personas que nos acompañan todos los años se encargan de traer todo, y después un desfile de gala con trajes elegantes, de fantasía, de trajes largos con zapatos espectaculares".

En el penal hay 2,222 mujeres. Unas 50 son extranjeras, entre españolas, mexicanas, puertorriqueñas, casi todas por narcotráfico.

A la entrada del patio donde se celebró la actividad, una de las reclusas dejó escrito en un cartel: "El arte de la paz es la medicina para un mundo enfermo".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios