19 de Septiembre de 2018

Mundo

EU 'aprueba' el enfoque antidrogas de México

Calificó de "un poquito simplista" la afirmación de que es responsabilidad de EU reducir el consumo de drogas para bajar la actividad criminal.

El consumo de metanfetaminas y cocaína en Estados Unidos se ha reducido 50 por ciento en los últimos siete años. (Archivo/EFE)
El consumo de metanfetaminas y cocaína en Estados Unidos se ha reducido 50 por ciento en los últimos siete años. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook EU 'aprueba' el enfoque antidrogas de MéxicoCompartir en Twiiter EU 'aprueba' el enfoque antidrogas de México

Agencias
WASHINGTON, DC.- Estados Unidos consideró hoy que el enfoque para el control de las drogas del gobierno mexicano es inteligente, al señalar que reconoce que ese país define la política de colaboración en esa materia entre ambos países.

"La lógica expresada por el gobierno mexicano es bastante inteligente, quieren tener un sistema que permita mejor control y organización de la colaboración bilateral", dijo el secretario adjunto de Asuntos de Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley, William Brownfield.

En una conversación en línea sobre los alcances y desafíos de la política antidrogas en el hemisferio, recordó que el presidente Barack Obama en su visita de mayo pasado a ese país dijo que México decide la política y la forma de colaboración con Estados Unidos.

Precisó que el enfoque del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto pone mayor énfasis en programas de cohesión social, desarrollo económico y social en las comunidades, así como más esfuerzo a nivel de estados y municipios, y menos a nivel federal.

Recordó que la política antidrogas de Estados Unidos no ha cambiado desde la Cumbre de las Américas en Colombia

"Más capacitación y educación en vez de equipamiento, yo no tengo problema alguno con cualquiera de esos conceptos, sin duda alguna los dos gobiernos necesitamos un sistema que funcione y permita una colaboración que es bastante detallada y complicada", remarcó.

Con respuestas en español a preguntas de periodistas de América Latina, Brownfield caracterizó como "un poquito simplista" la afirmación de que es responsabilidad de Estados Unidos reducir el consumo de drogas para bajar la actividad criminal en los países productores.

Indicó que Estados Unidos acepta su responsabilidad para contribuir a la solución del consumo-demanda de drogas, pero subrayó que debe ser un esfuerzo global.

"Cada país tiene su cuota de responsabilidad y su capacidad de colaborar y cooperar en este esfuerzo, no importa si el país sea consumidor, país de tránsito o país productor", destacó.

Dijo que el consumo de metanfetaminas y cocaína en Estados Unidos se ha reducido 50 por ciento en los últimos siete años y cuestionó que haya una reducción en la misma proporción de la delincuencia, violencia y la criminalidad en México, Centro y Sudamérica.

Recordó que la política antidrogas de Estados Unidos no ha cambiado desde la Cumbre de las Américas en Colombia, hace año y medio, en el sentido de que su país da la bienvenida al debate sobre la legalización, pero consideró que no funciona para Estados Unidos.

Indicó que desde entonces la realidad ha cambiado ya que los estados de Colorado y Washington han votado por la legalización del uso medicinal y personal o recreacional de la mariguana.

Anotó como otro evento significativo la presentación del informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre el uso de las drogas en los 34 países miembros, que caracterizó como parte reporte y "parcialmente escenarios hipotéticos para el futuro".

También apuntó que la Asamblea General de la OEA ha decidido examinar en una asamblea extraordinaria en 2014, ideas propositivas sobre las drogas ilícitas en el hemisferio.

Advirtió que la sesión extraordinaria debería usar el debate y el proceso para formular la estrategia regional de los próximos cinco años a partir de 2016.

Agregó que se deberían considerar los ajustes y modificaciones a las políticas actuales debido a que están cambiando tanto las organizaciones criminales, como los países consumidores, de tránsito y de producción.

Brownfield dijo que la solución se va encontrar entre las dos posiciones extremas de la prohibición y la legalización, en una propuesta basada en la ciencia y la evidencia.

En su panorama sobre narcotráfico en el hemisferio, Brownfield destacó la duplicación de las actividad del tráfico de drogas en el Caribe ahora de 9.0 por ciento con respecto a 4.0 por ciento del año pasado.

El funcionario advirtió que para 2015 y 2016 se deben aumentar las oportunidades económicas y de desarrollo en los países del Caribe para contrarrestar las actividades del crimen organizado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios