14 de Noviembre de 2018

Mundo

EU permite a espía quedarse en Cuba

René González, quien está en la isla desde el 22 de abril, tendrá que renunciar a la ciudadanía estadounidense.

El agente cubano convicto René González habla por teléfono, acompañado por su hija Ivette.Gonzalez. (Agencias)
El agente cubano convicto René González habla por teléfono, acompañado por su hija Ivette.Gonzalez. (Agencias)
Compartir en Facebook EU permite a espía quedarse en CubaCompartir en Twiiter EU permite a espía quedarse en Cuba

Agencias
MIAMI, Florida.- Uno de los agentes de inteligencia condenados como parte del grupo llamado "Los Cinco" podrá quedarse permanentemente en Cuba a cambio de renunciar a la ciudadanía estadounidense, decidió el viernes una jueza federal de la nación norteamericana después que funcionarios en Washington abandonaron su oposición inicial.

René González, de 56 años, está en la isla desde el 22 de abril para asistir a una ceremonia póstuma de su padre que falleció a principios del mes pasado.

González fue liberado de una prisión en Estados Unidos en octubre de 2011 pero todavía está cumpliendo tres años de libertad condicional. El Departamento de Justicia había insistido anteriormente que cumpliera esos años en Estados Unidos pues posee nacionalidad de ese país.

Pero esta semana, el Departamento de Justicia cambió de opinión, lo que llevó a la jueza federal de distrito Joan Lenard a aceptar la oferta de González de renunciar a la ciudadanía estadounidense.

Contactado en La Habana, González declaró a The Associated Press que estaba muy contento pero quería un poco de tiempo para revisar la decisión de la jueza.

González fue liberado de una prisión en Estados Unidos en octubre de 2011

"Primero tengo que leer la orden", dijo. "Si la orden es real, entonces me siento aliviado".

No estaba claro qué consecuencia pudiera tener la decisión sobre el caso de Alan Gross, un contratista estadounidense encarcelado en Cuba, a quien autoridades de la isla han ofrecido cambiar por la liberación de Los Cinco. Los otros cuatro miembros del grupo siguen encarcelados en Estados Unidos.

Washington dijo que los casos no están vinculados. El gobierno cubano no emitió un juicio de valor al respecto pero cursó un comunicado a través de su cancillería, en el que informó sobre la decisión del tribunal.

González y los otros fueron declarados culpables en 2001 de pertenecer a un grupo conocido como la Red Avispa, encargado por el gobierno cubano de espiar instalaciones militares en el sur de la Florida, a grupos de exiliados cubanos y a políticos opuestos al gobierno del entonces presidente Fidel Castro.

Los hombres son considerados héroes en la isla, que los presenta como agentes dedicados a evitar ataques violentos contra su país por parte de grupos de extremistas del exilio cubano. En cambio, se insiste en que su misión no contemplaba obtener información secreta sobre Estados Unidos.

Uno de los miembros del grupo fue declarado culpable de confabulación para asesinato, por el derribo en 1996 por parte de cazas de combate cubanos de una avioneta del grupo Hermanos al Rescate, que dejaba caer panfletos prodemocracia sobre la capital y ayudaba a los migrantes cubanos que se lanzaban al mar a llegar a las costas de Estados Unidos.

Se desconocía en qué momento González podría renunciar a la ciudadanía. Su abogado, Phil Horowitz, dijo que podría suceder en algún momento antes del 16 de mayo, como ordenó la jueza Lenard a la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana.

"`Es algo muy importante, ha sido un camino largo", dijo Horowitz. "Ahora podrá reunirse con su familia de manera permanente".

González, que mantendrá la ciudadanía cubana, tiene a su esposa y dos hijas en la isla.

El Departamento de Justicia explicó su cambio de postura diciendo que como González ya estaba en Cuba, ya no existía la preocupación de que usara la promesa de renunciar a la ciudadanía para regresar indebidamente a la isla. El fiscal federal adjunto Eduardo Sánchez también señaló en un documento presentado al tribunal que una persona debe estar en territorio extranjero para renunciar a la ciudadanía estadounidense.

"Dado que el acusado está ahora en Cuba, el FBI ha llegado a la conclusión de que los intereses de seguridad de Estados Unidos se benefician si se permite al acusado renunciar a su ciudadanía estadounidense y no regresar a Estados Unidos", escribió Sánchez.

Horowitz dijo que González, a quien se había permitido en otra ocasión visitar Cuba temporalmente cuando su hermano enfermó, cumplirá todas las condiciones de Estados Unidos.

"No me imagino que viaje a Estados Unidos o que el país le permita regresar", dijo Horowitz.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios