24 de Septiembre de 2018

Mundo

Evasión fiscal, tema central de Cumbre del G-8

Líderes de los ocho países más ricos, así como México, dijeron que es prioritario vigilar el accionar de corporativos multinacionales.

En primer plano los presidentes de EU, Barack Obama (i) y de Francia, Franocis Hollande, durante la cumbre del G8. (Agencias)
En primer plano los presidentes de EU, Barack Obama (i) y de Francia, Franocis Hollande, durante la cumbre del G8. (Agencias)
Compartir en Facebook Evasión fiscal, tema central de Cumbre del G-8Compartir en Twiiter Evasión fiscal, tema central de Cumbre del G-8

Agencias
ENNISKILLEN, Irlanda del Norte.- Los líderes mundiales que asisten a una cumbre de dos días del G8 (donde estuvo presente como invitado el presidente mexicano Enrique Peña Nieto) declararon este martes que los gobiernos deben trabajar juntos para cerrar los resquicios que permiten que gigantes corporativos multinacionales evadan impuestos en sus países de origen.

En un comunicado conjunto al final de la cumbre de dos días, los líderes de las ocho naciones más acaudaladas del mundo (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Rusia y Reino Unido) dijeron que las autoridades fiscales deberían compartir información "para combatir el flagelo de la evasión de impuestos" y dificultar las cosas para las compañías que buscan "transferir sus ganancias más allá de las fronteras para evitar pagar impuestos".

Sin embargo, la palabra "debería" podría resultar clave en el documento: la colaboración no llegó a un acuerdo formal en ninguna reforma específica. Las aspiraciones de acuerdo serán desarrolladas en la cumbre del G20 de este año, informa The Associated Press.

Aun así, el anfitrión Gran Bretaña anunció el acuerdo como un buen primer paso hacia la creación de un nuevo ambiente de transparencia corporativa. Un principio clave en el plan requeriría que las multinacionales declaren cuánto pagan en impuestos en cada país.

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que México se adhirió a la declaración conjunta de la Cumbre del G8.

Asimismo los países en desarrollo deben tener la capacidad de recabar los impuestos que se les adeudan, refirió el mandatario en un mensaje a medios de comunicación, tras su participación en la Cumbre de Líderes del Grupo de los ocho países más desarrollados del mundo (G8), en el complejo hotelero Lough Erne, en Irlanda del Norte.

Paraísos

La iniciativa del G-8 sobre impuestos refleja el creciente descontento sobre la capacidad de compañías extranjeras de canalizar sus ganancias a países que son paraísos fiscales.

Los legisladores británicos han fustigado a Google, Starbucks y otras multinacionales estadunidenses que operan en Gran Bretaña por usar a su favor legalmente las normas y exenciones fiscales a la hora de reportar beneficios en países vecinos, cono Irlanda, que cobra la mitad del impuesto corporativo, o no pagar impuesto alguno al recurrir a filiales afincadas en paraísos fiscales.

Empero, la propia Gran Bretaña es acusada de facilitar la evasión fiscal. Varias islas británicas, incluso las de Jersey, Guernsey y las Islas Vírgenes Británicas, son paraísos fiscales y semanalmente mueven miles de millones de dólares por el mercado financiero de Londres, el segundo del mundo.

"Por supuesto que Gran Bretaña debe ordenar su sistema", dijo el secretario de Hacienda británico George Osborne, invitado a hablar en la reunión del G8 sobre la reforma fiscal corporativa. Antes del encuentro, Londres anunció un acuerdo provisional con los ministros de Hacienda de nueve países en sus dependencias de ultramar para mejorar el intercambio de información sobre individuos y empresas bancarias con fondos en esos territorios.

Muchas de las empresas punteras mundiales, desde Apple a la que administra U2, usan complejas leyes fiscales con la participación de múltiples filiales en varios países para minimizar obligaciones fiscales en sus propios países, estrategia que es completamente legal.

Una de ellas permites a las corporaciones extranjeras enviar sus beneficios a través de una empresa irlandesa, que los transfiere a otra holandesa y finalmente a una tercera firma irlandesa cuya sede se encuentra generalmente en uno de los paraísos fiscales británicos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios