18 de Agosto de 2018

Mundo

Evo Morales pide que caiga lluvia en Bolivia

El país atraviesa la peor crisis de agua en décadas: se ignora cuántos damnificados ha dejado la escasez del líquido.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, participa en unos actos con comunidades indígenas, en la localidad de Laja. (EFE)
El presidente de Bolivia, Evo Morales, participa en unos actos con comunidades indígenas, en la localidad de Laja. (EFE)
Compartir en Facebook Evo Morales pide que caiga lluvia en BoliviaCompartir en Twiiter Evo Morales pide que caiga lluvia en Bolivia

EFE
LA PAZ, Bolivia.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, participó en unos rituales indígenas para pedir lluvias en un pueblo del altiplano cerca de la ciudad de La Paz, donde hay una crisis por racionamientos de agua debido a la sequía.

Tras participar en una ceremonia con bailes organizada por una comunidad aimara, Morales dijo que en buena hora ya había llovido antes de que él llegue al lugar, por lo que los rituales fueron hechos "para seguir haciendo llover para toda Bolivia".

Dijo que las ceremonias para pedir lluvias siempre fueron parte de la vida de las comunidades indígenas y que siendo niño y adolescente quedaba sorprendido por la llegada de las lluvias.

"Ojalá llueva", pidió el mandatario, para después lamentar que sectores "de la derecha" le culpen a él por la falta de lluvias y de que se hayan secado varias lagunas en la zona andina.

Poco después de los rituales en los que participó el gobernante, comenzó a llover en La Paz, aunque el evento estaba pronosticado por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología para este domingo.

Damnificados

La sequía que golpea Bolivia han provocado racionamientos de agua sobre todo en La Paz, la sede del Gobierno del país, y en El Alto, ciudades vecinas donde viven alrededor de dos millones de personas.

Los racionamientos por horas y la provisión de agua por cisternas comenzaron el 8 de noviembre para 94 barrios de La Paz, pero en la última semana ya son alrededor de 150 las zonas afectadas.

Según cálculos iniciales alrededor de 350 mil paceños, un tercio de la población de La Paz, está afectada por los racionamientos, aunque esa cifra corresponde solo a los 94 barrios citados y falta sumarle el nuevo número de damnificados que aún se desconoce.

La nueva autoridad de la entidad reguladora del servicio de agua, Víctor Hugo Rico, calculó que en 2018 se normalizará la provisión del líquido para la sede boliviana de Gobierno.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios